Miércoles, 12.12.2018 - 11:24 h
Afecta a cerca de 90.000 empleados

Los trabajadores del textil se rebelan y harán huelga por sus bajos salarios

Las fábricas de firmas como Inditex, Adolfo Domínguez o Pronovias secundarán los paros convocados por CCOO. 

Imagen de trabajadoras de una fábrica de Inditex
Trabajadoras en una fábrica de Inditex

Los cerca de 90.000 empleados del sector textil y de la confección están llamados el jueves a una jornada de huelga convocada por Comisiones Obreras para reclamar mejoras salariales. Fábricas de firmas como Inditex, Adolfo Domínguez o Pronovias secundarán los paros, según avanza el sindicato, que prevé un fuerte seguimiento en Cataluña, Galicia y Valencia, donde existe una mayor concentración de textiles.

Los trabajadores de la sede de Inditex en Arteixo, en La Coruña, también protestarán a pesar de tener su propio "pacto de articulación", porque entienden que si lo que hay por debajo se desmorona "lo que está por encima se pone en riesgo", según CCOO. También se sumarán las plantillas de Adolfo Domínguez y Carolina Herrera, en Galicia; Pronovias, Ermenegildo Zegna y el grupo Giró, en Cataluña; y las que trabajan para compañías como Confecciones Mirto, Fecsa y Prim, en Madrid. Con respecto a Valencia, "también se espera una muy buena respuesta de las plantillas a la convocatoria", asegura el sindicato. 

La huelga se ha hecho coincidir con la negociación del convenio sectorial como elemento de presión y es la primera que plantea el sindicato desde el estallido de la crisis. "Los trabajadores han peleado por mantener su empleo y, ahora que llega la recuperación económica, se niegan a seguir perdiendo", indican desde el sindicato en un comunicado.

El suelo actual se sitúa en una media de 827 euros mensuales para la categoría de auxiliar y de especialista, que en su mayoría son mujeres. El sindicato asegura que no firmarán el convenio hasta que las patronales se comprometan a que ningún salario esté por debajo de los 14.000 euros al año en quince pagas, acepten abonar una subida salarial del 2% en cada uno de los años de vigencia (hasta 2020) y fijen una

Por su parte, el Consejo Intertextil Español y la Federación Española de Empresas de la Confección (FEDECON) se han mostrado especialmente reacias a establecer un salario mínimo de 933 euros al mes en el convenio. El pasado 13 de julio, el Consejo Intertextil Español, Texfor, Fedecon, Ateval, Apoyade, Unifam y la Agrupación Española del Género de Punto, patronales que han ofrecido un incremento salarial del 2% para 2018 y 2019 y del 1,8% para 2020, aseguraron que no había un motivo coherente que justificara la huelga convocada por CCOO.

Sin "motivo coherente" según las patronales textiles

Las asociaciones patronales del sector del textil consideran que "no hay motivo coherente" que justifique la huelga. En concreto, han precisado que, tras medio año de negociaciones, la última oferta recoge un incremento salarial "adecuado a las circunstancias del sector"  y de la economía en general (2% para 2018 y 2019 y 1,8% para 2020), una cláusula que garantizaba la recuperación de hasta 0,5 puntos de la inflación y un día de libre disposición suplementario a partir de 2020, además del incremento del salario mínimo de convenio del 3% anual.

Sin embargo, han denunciado que CCOO se ha descolgado de la oferta aduciendo que, durante la vigencia del presente convenio, debe alcanzarse un salario mínimo en el sector de 14.000 euros. Las patronales califican de "sorprendente" la actitud del sindicato, ya que con los incrementos pactados, el salario más bajo del sector quedará "en breve" muy cerca de esa cantidad.

"No hay motivo coherente que justifique una convocatoria de huelga, salvo los intereses personales o de otra índole ajena a la defensa de los trabajadores", señalan desde las asociaciones, que creen que la propuesta de CCOO se ha modificado en el último momento como "excusa" para una movilización que "no tiene ningún fundamento".

Ahora en Portada 

Comentarios