Domingo, 18.08.2019 - 02:10 h
Funcionarían entre las doce y el cierre

Metro baraja habilitar vagones nocturnos de carga para repartir por Madrid Central

Negocia con al menos dos empresas de transporte la utilización de su red para resolver el problema de la 'distribución de última milla'.

Fotografía interior Metro de Madrid
Metro quiere aprovechar el  horario nocturno para distribuir carga. / EFE

Metro de Madrid negocia con al menos dos empresas de transporte la posibilidad de disponer 'vagones de carga' en sus trayectos nocturnos para facilitar a los operadores el traslado de cargamentos de paquetería no pesada desde la periferia de la ciudad al núcleo central de la capital, según han confirmado a La Información fuentes de la cúpula directiva de la empresa pública.

Las negociaciones están avanzadas, según las fuentes consultadas, y la empresa gestora de la red del suburbano madrileño ha iniciado ya los trabajos para valorar las tarifas que Metro de Madrid establecerá -en caso de prosperar el proyecto- a las empresas que quieran aprovechar este novedoso servicio para aproximar sus cargamentos a la zona central de Madrid, uno de los principales problemas que han surgido en los últimos años al compás de las cada vez mayores restricciones a la circulación que han ido imponiendo los distintos equipos de Gobierno municipal, con Madrid Central como último gran hito en este proceso.

En los últimos meses, además, las dificultades derivadas de este factor externo se han agudizado por el cambio de paradigma en el negocio introducido por el 'efecto Amazon', que ha impulsado la demanda de las empresas de servicios de transporte (según la CNMC en los últimos meses ha registrado incrementos por encima del 20%) pero también les ha obligado a replantear sus esquemas de distribución para atender las necesidades de entrega a particulares demandadas por el gigante americano. Es lo que se ha dado en llamar la 'distribución de última milla' o, en otras palabras, la actividad de entregar pequeños paquetes en núcleos urbanos con restricciones de movilidad, con todos los desafíos que eso plantea a los negocios.

Entre todos ellos, el mayor es el de la eficiencia. No se trata de distribuir un cargamento entre cuatro o cinco tiendas en una mañana sino de repartir pequeños paquetes en decenas o cientos de domicilios particulares y a un precio que no desactive las ventajas de comprar por internet. Según el sector, este tipo de reparto ya es de por sí difícil de rentabilizar, pero si a ello se le suma la inversión necesaria para adaptar la estructura (flota y recursos humanos) de las empresas tradicionales el negocio empieza a perder tal nombre.

Aprovechar la 'zona valle' del horario nocturno

La patronal de la distribución logística, Uno, ya intentó hace unos meses negociar una colaboración con Metro de Madrid para intentar resolver el problema de la distribución de última milla en la capital al calor de la puesta en marcha de Madrid Central, según aseguran a La Información fuentes del sector. La idea en este caso era tratar de aprovechar las horas en las que la red de Metro de Madrid está cerrada al público -entre las dos y las seis de la mañana, aproximadamente- para organizar convoyes de carga que llevaran el material hasta la zona centro de la ciudad para que ya allí se pudieran distribuir luego por la mañana.

La empresa gestora de la red suburbana rechazó en aquel caso el proyecto con el argumento de que esas horas se aprovechan para realizar las obras de mantenimiento de la red y no puede haber trenes operativos.

El planteamiento ahora es diferente. Metro de Madrid quiere aprovechar la 'zona valle' en cuanto a afluencia de viajeros que se da a partir de las doce de las noche y hasta el cierre de la red, a eso de las dos de la mañana, para 'enganchar un vagón de carga' a los trenes y permitir la distribución de pequeños cargamentos hacia los almacenes de los que Metro dispone en todas las estaciones, pero principalmente en estaciones intermodales como Sol o Príncipe Pío.

La idea inicial es utilizar para estos casos los vagones de la línea que va al aeropuerto, en los que hay espacios para colocar las maletas, y aprovechar esa infraestructura para transportar las cargas que las empresas quisieran contratar con Metro de Madrid. No se trataría de destinar todo un vagón al traslado de mercancías sino de ofrecer esos espacios a las empresas que quieran trasladar pequeños cargamentos. Las fuentes consultadas explican que la compañía no tendría que afrontar ninguna inversión millonaria y no necesitaría ningún tipo de permiso especial para habilitar este servicio de transporte de mercancías y que únicamente depende de que el asunto tenga el visto bueno de la Consejería competente de la Comunidad de Madrid.

El Departamento de Comunicación de Metro de Madrid asegura que el asunto no se ha tratado en ninguna reunión del Comité Directivo de la compañía y que no hay ningún plan específico para poner en marcha un servicio de esta naturaleza a día de hoy.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios