Jueves, 27.02.2020 - 16:15 h
Tras las cancelaciones de Amazon, Sony, LG... 

Intel tampoco irá al MWC de Barcelona y ya son diez las bajas por el coronavirus

Empresas como Sony, LG, Ericsson o Amazon también han anunciado que no acudirán a este congreso, que está previsto que comience el 24 de febrero.

Procesador Intel
Intel tampoco irá al MWC de Barcelona y ya son nueve las bajas por el coronavirus. / Intel

Otra firma más que se borra. Intel ha anunciado que tampoco irá al Mobile World Congress (MWC) de Barcelona como consecuencia del coronavirus, con lo que ya son nueve las empresas que han cancelado su presencia en este evento, según han confirmado este martes a Efe fuentes de la compañía. Todas las empresas que no acudirán al congreso han alegado motivos de seguridad para cancelar su presencia en un evento que reúne a miles de personas y a numerosas empresas que presentan sus productos.

La empresa estadounidense Intel remitirá en breve un comunicado oficial para ofrecer más detalles de esta anulación, han dicho las citadas fuentes. Empresas como Sony, LG, Ericsson o Amazon también han anunciado que no acudirán a este congreso, que está previsto que comience el 24 de febrero.

"La seguridad y el bienestar de todos nuestros empleados y socios es nuestra principal prioridad, y nos hemos retirado del Mobile World Congress de este año por precaución", como ha confirmado la compañía en un comunicado remitido a VentureBeat. La empresa estadounidense ha agradecido su apoyo a la GSMA, organizadora del evento, y asegura que espera "asistir y apoyar futuros eventos del Mobile World Congress".

La 'patata caliente' para las operadoras 

Las operadoras -y los proveedores de infraestructuras- conforman el núcleo duro de la GSMA, y concentran una parte significativa del peso del evento. Prueba de ello es la conferencia inaugural, en la que el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, debía verse las caras con su homólogo de NTT Docomo -que, finalmente, no acudirá por el temor al coronavirus- o de Orange.

Y la GSMA no ha querido ser la que dé el paso. Primero con medidas tibias, para luego poner sobre la mesa otras más contundentes. Pero sin mostrar ninguna fisura, al menos en público, sobre su decisión de seguir adelante con el evento, defendiendo que el riesgo sanitario es "mínimo". A mediados de la pasada semana, ante el pánico por una oleada de bajas, enviaba una comunicación a las operadoras miembros de la organización en la que le reclamaba que hicieran público su compromiso de asistir.

Esa presión no ha desembocado en la deseada comunicación pública por parte de los grandes grupos del sector, más allá de asegurar de manera tibia que mantenían sus planes como hasta ahora. Pero sí que ha tenido resultados en las administraciones públicas, que salieron en tromba este lunes ante el aluvión de cancelaciones para tratar de calmar los ánimos confirmando que todo sigue como hasta ahora. Ayuntamiento, Generalitat y Estado, que han puesto sobre la mesa 15 millones de euros todos los años para la celebración de la feria a través de la Fundación Mobile World Capital, se propusieron frenar la hemorragia en público con palabras de apoyo a la organización y que redundaban en la idea de que la seguridad está garantizada. Las telecos, aún no.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING