Martes, 17.09.2019 - 12:02 h
Según Antonio Béjar, presidente de DCN

Madrid Nuevo Norte, un "proyecto de Estado" en el que se producirán cambios

La compañía formada por BBVA y San José considera que el plazo de aprobación por parte del consistorio madrileño para el próximo septiembre es lógico.

El presidente de DCN, Antonio Béjar
El presidente de DCN, Antonio Béjar / DCN

Madrid Nuevo Norte, la antigua Operación Chamartín, se aprobará sin cambios el próximo mes de septiembre tal y como ha confirmado el propio alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida. En cambio, Antonio Béjar, presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), compañía impulsora de este proyecto, señala que será muy difícil que no haya algún tipo de modificaciones, si bien llegarán con el paso de los años y el desarrollo de las obras. Desde la empresa consideran que se trata de un "proyecto de Estado" por su escala y su relevancia.

"Es evidente que en un proyecto a 25 años tienen que producirse cambios durante su desarrollo, pero lo importante es empezar", señalaba Béjar tras la inauguración del curso de urbanismo de género que DCN organiza junto a la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander. Pese a ello, el directivo no considera que ahora sea el momento de hacer cambios, al hilo de las voces discordantes que se han podido oir en los últimos meses. "No considero que la viabilidad del proyecto pueda estar amenazada", confirma. 

Lo que está claro es que desde DCN quieren pasar a la acción y dejar atrás los más de 25 años en los que el proyecto ha dado numerosos vaivenes y ha cambiado por completo en varias ocasiones. "Lo importante es poder empezar y que los madrileños empiecen a ver la transformación de su ciudad", señalaba Béjar. 

En los últimos meses varias voces discordantes habían puesto sobre la mesa la posibilidad de llevar a cabo cambios en el proyecto que ahora está pendiente de la aprobación definitiva. Desde la compañía niegan que estos se vayan a producir antes de este trámite, pero confirman que antes o después tendrán que llevarse a cabo. "Es muy difícil planificar una ciudad a 20 o 25 años y pensar que nunca se va a cambiar nada, eso no tiene demasiado sentido pensarlo, nosotros tampoco esperamos que eso sea así", confirmaba el presidente. 

"El planeamiento urbanístico se tiene que hacer con seguridad jurídica". Para conseguirla, el propio José Luis Martínez Almeida, alcalde de la capital, acaba de señalar que la aprobación se producirá el próximo mes de septiembre. Por ello, según ha señalado Béjar, el principio de las obras podría producirse entre los años 2020 y 2021. Para DCN también es "muy importante poder comprobar" que pese a que las administraciones son gobernadas en cada momento por distintos partidos políticos, la continuidad de Madrid Nuevo Norte está "asegurada".

Este plazo, que en un principio se esperaba fuese más corto, no es un problema para la compañía que lo considera lógico como consecuencia del escaso espacio de tiempo que ha tenido la nueva corporación municipal para valorar el conjunto de la extensa documentación de la que consta el proyecto. 

"Un proyecto de Estado"

La complejidad y amplitud del proyecto que cambiará por completo Madrid Nuevo Norte no es solo una iniciativa inmobiliaria para sus impulsores. "Significará mucho para Madrid y para España, no debe entenderse como un plan inmobiliario, si no como un proyecto de Estado", confirmaba el propio Béjar durante su discurso inaugural en Santander. 

Por ello, consideran que es "responsabilidad de todos continuar con el procedimiento administrativo, culminarlo, poner en marcha la actuación y llevarla a buen término lo antes posible", continuaba el directivo. Desde la compañía consideran que este proyecto pondrá a Madrid y a España en el foco de muchas miradas internacionales por lo que el apoyo de instituciones a todos los niveles es muy importante. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios