Martes, 26.05.2020 - 15:33 h
Cambios en el accionariado de la gasista

Pacto en Gas Natural: CVC apoya el plan Reynés pero quiere mandar a medio plazo

La suma de las participaciones de los fondos CVC y GIP en la compañía suman el 40% y superan a Criteria Caixa, que controla el 24% de las acciones

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa.
Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Gas Natural Fenosa. / EFE

En las grandes operaciones, el acuerdo final no recoge todos los detalles negociados entre las partes. Pero a menudo son importantes. En la venta del 20% de Gas Natural Fenosa al fondo CVC Capital Partners por Repsol también hay de esos detalles no explícitos. Uno, fundamental, es el mantenimiento, con todos los poderes, del presidente ejecutivo Francisco Reynés, nombrado hace dos semanas. Eso sí, a corto plazo y a condición de que cumpla con lo que adelantó en su presentación: transformar la compañía y crear valor; en principio, sin despiezarla.

Reynés será el encargado de mantener el control de la compañía por el primer accionista Criteria Caixa (24%), frente a los dos fondos de inversión -CVC Capital Partners y Global Infraestructure Partners, GIP- cuyas participaciones, sumadas, suponen un 40% del capital. 

Sobre el papel, los fondos de inversión CVC y GIP, con su 40%, podrían darle la vuelta a la empresa y a su gestión como un calcetín. Pero fuentes al tanto de la operación, tanto en Repsol como en el entorno Caixa, admiten que, en lo inmediato, la operación cerrada entre la petrolera y el fondo británico garantiza la presidencia a Reynés y un reparto adecuado del poder en el consejo. 


El exconsejero delegado de Abertis y hombre de confianza de Isidro Fainé, está acostumbrado a lidiar con los fondos de capital riesgo, destacan en el entorno Caixa. Y será capaz, dicen, de evitar maniobras concertadas que pudieran dar un vuelco a las relaciones de poder.

Los fondos de capital riesgo como CVC y GIP buscan, ante todo rentabilidad y se caracterizan por presionar a los gestores acomodaticios que retrasan la obtención de resultados. Reynés lo sabe. Probablemente por eso, recién nombrado, se apresuró a lanzar un mensaje que casa a la perfección con el estilo de los fondos. Según dijo, su intención es transformar la compañía.

Para ello dispone de un máximo de cinco meses, hasta junio, límite legal para celebrar junta de accionistas. En ese plazo tendrá que diseñar un nuevo plan estratégico que guíe los pasos de la compañía en los próximos tres años. El plan, orientado a la transformación de la empresa con lo que define como "estilo personal" tendrá como eje "la creación de valor". En su primera comparecencia, Reynés no descartó posibles operaciones de fusión.

Así funcionan los fondos


Pero tan verdad es que Reynés conoce bien cómo funcionan los fondos, como a la inversa. El fondo CVC hizo primera operación en España hace 21 años con la compra de la cantera Bermármol. Su director Javier de Jaime lleva en la compañía casi desde entonces. Por si fuera poco, uno de sus acompañantes en la inversión -realizada a través de la sociedad Rioja Bidco- es la Corporación Financiera Alba, instrumento de la familia March, con experiencia sobrada en el mercado español.

No son solo los March. Otro fondo, Capital Research and Management Company, propiedad del estadounidense Capital Group, también ha irrumpido en el capital de Gas Natural con una participación del 3%.

En Gas Natural Fenosa destacan que Reynés, que trató con éxito con los fondos -y con CVC en concreto- en su etapa de Abertis, atrae la inversión porque los inversores confían en que cumpla con sus expectativas. Y esas expectativas tienen sus plazos. En el caso de los fondos de capital riesgo no suelen superar, de media, los seis años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING