Miércoles, 12.12.2018 - 09:15 h
Perjudica al mantenimiento

¿Es sostenible el modelo de peajes que utiliza España? Los expertos creen que no

El presidente de Seopan, Julián Nuñez, ha trasladado su preocupación por la falta de armonización con Europa en las vías de pago. 

AP-8    Peaje
Peaje de la AP-8, uno de los que el gobierno quiere recuperar. / EUROPA PRESS

El modelo español de autopistas de peaje va camino de convertirse en un oasis dentro del sistema europeo y puede poner en peligro la financiación de su mantenimiento. Esa es la denuncia que se viene realizando desde las concesionarias privadas en el último año y que este lunes ha querido denunciar en el Congreso el presidente de Seopan, Julián Núñez, aprovechando su intervención en el  simposio celebrado con motivo del cuarenta aniversario de la Constitución. Las cifras lo señalan por su mismas: en España sólo se paga en el 18% de todas las autopistas y se llega a una recaudación de unos 1.800 millones de euros, "mientras que países como Alemania, Francia e Italia generan cada año más de 20.000 millones de euros de ingresos con la tarificación viaria", ha recordado Núñez.

La medida estrella que se plantean los miembros de Seopan para conseguir unas autopistas adecuadas en nuestro país, en palabras de su presidente Julián Nuñez, pasa por obtener un desembolso cada vez que se circule por una de estas vías. A su entender, la mayor ineficacia de las autovías españolas "es la falta de armonización con Europa". Este mismo pesar está también presente en una de las concesionarias más importantes de nuestro país, Abertis, que destaca a los transportistas extranjeros como los grandes beneficiados del modelo español y a los propios españoles como los damnificados.  

Según el propio presidente de Seopan, 23 países cobran por el uso del 100% de su red de gran capacidad, lo que supone más de 62.000 kilómetros de autopistas. De acuerdo con ello, los transportistas españoles pagan diferentes tarifas cada vez que tienen que salir de España por el uso de las vías de alta capacidad, lo que ayuda a aumentar la caja del mantenimiento de estas carreteras. En cambio, en España los extranjeros se ahorran este peaje en la mayoría de los casos y no aportan ni un euro a su mantenimiento, que corre a cargo de los contribuyentes. 

Según el secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, que ha intervenido en le mismo simposio, el gasto en mantenimiento de carreteras en acumula un déficit de 2.000 millones de euros en el caso de nuestro país. "Los técnicos dicen que se deben invertir 1.200 millones de euros anuales", pero España siempre se queda por debajo, ha asegurado. 

Esta situación se puede agravar aún más con la intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez de eliminar todos los peajes de la vías españolas -de hecho ya ha aprobado las primeras partidas presupuestarias para eliminar el del la AP-1-. Algo con lo que los expertos del sector no comulgan. "La carga debe trasladarse total o parcialmente a los usuarios que de, forma directa, se benefician de la misma" ha afirmado Nuñez. "Esta es la tendencia de las economías más desarrolladas, que el contribuyente financie las prioridades de todos y no que una parte financie con sus impuestos las infraestructuras y servicios que por razones de oportunidad, territorio o riqueza, utilizan otros". 

"Este modelo constituye una desigualdad territorial y también modal en el transporte de mercancías terrestres", ha completado el propio Nuñez. Por ello, lo lógico para Seopan, sería convertirlo en un tema de Estado: "No podemos seguir eludiendo el compromiso con su modernización y mantenimiento y constituye una prioridad adaptar a nuestra realidad económica actual un nuevo modelo de financiación, pues el actual es insuficiente".

¿Cuál es el modelo por el que apuestan los expertos?

Los expertos del sector han puesto en marcha diferentes medidas a lo largo del todo el mundo para conseguir un mayor aprovechamiento de los recursos y un mejor mantenimiento de las vías, todo lo contrario de lo que quiere hacer el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Abertis es una de las empresas que puso en marcha una de estas ideas, el llamado "peaje dinámico", que podría llegar a España. Las vías de entrada y salida de la ciudad de Puerto Rico cuentan con esta innovación que permite modificar el precio en función del tráfico de la vía, con el fin de reducir la congestión en los accesos y salidas de la ciudad. 

El peaje dinámico ajusta el precio del peaje de acuerdo a unos algoritmos matemáticos que tienen en cuenta las condiciones del tráfico en tiempo real según las informaciones recibidas a través de un avanzado sistema tecnológico instalado en la vía. 

Ahora en Portada 

Comentarios