Martes, 14.08.2018 - 10:48 h
Se desploma un 29%

Por qué fracasa la venta de eDreams: los inversores no se creen sus previsiones

La agencia de viajes online admite un fuerte descuento en el precio ofrecido que ha desembocado en la falta de acuerdo.

EDreams Odigeo pierde 6,9 millones en primer trimestre ejercicio fiscal 2018
Oficinas de Edreams.

Un desplome de casi el 30%. La mitad del importante subidón registrado desde el pasado mes de noviembre. Ese es el resultado bursátil del fracaso de las conversaciones para la venta del 47% en manos del capital riesgo anunciado este jueves. La compañía de internet achaca la falta de acuerdo a un descuento muy significativo en el precio respecto a su valoración actual. Mantiene su plan de negocio que busca concluir 2020 con un resultado bruto (Ebitda) de hasta 145 millones de euros. Sólo así despejará las dudas sobre su capacidad para cumplir.

El responsable financiero de la tecnológica, David Elizaga, lo deja claro en una entrevista con Lainformacion.com: “No reflejaba la valoración de la compañía”. Antes del desplome de este jueves, tenía una capitalización de algo más de 600 millones de euros, su nivel más alto desde su convulso estreno bursátil.

El directivo descarta dar detalles sobre ese descuento, pero sí trata de encontrar una justificación en el “factor de riesgo introducido por los potenciales inversores respecto las proyecciones de la compañía”. Es decir, los que han valorado adquirir la participación en la sociedad no se creen la evolución que prometen en los dos próximos años en un mercado cambiante y con una competencia muy alta.

Mucha oportunidad, pero mucho riesgo

“El sentimiento es que el sector de internet tiene muchísima oportunidad y mucha posibilidad de crecimiento, pero no tiene el mismo nivel de madurez que una eléctrica o un banco y hay mayor riesgo”, explica Elizaga. “Es comprensible que quien lo mira desde fuera tenga una percepción más alta del riesgo”, apostilla.

Ante este contexto, la compañía se concentrará en su plan de negocio. “El negocio hoy es infinitamente más fuerte de lo que era y en consecuencia la percepción de valor debe ser mayor”, argumenta Elizaga, quien insiste en que ahora toca ir cumpliendo sus previsiones para convertirse en un valor atractivo para el capital riesgo u otros competidores del sector. Deben alcanzar los 487 millones de ingresos y los 116 millones de euros de Ebitda este año (un 10% más), para superar los 130 millones en 2020.

Una consolidación aún pendiente

Mientras eso sucede, lo previsible es un periodo de tiempo de ciertas turbulencias en bolsa. “Hay que tener paciencia”, defiende el responsable financiero, quien entiende que esta caída se debe a inversores que ‘jugaron’ con el precio al que apostaban que se podía cerrar la transacción. “Y cuando le dices que no hay acuerdo y que no tienen una salida, el inversor de ese perfil saca su dinero”, explica. En la jornada del jueves hubo una caída del 29%. Pese a ello, sigue estando muy lejos de los mínimos sufridos a comienzos de 2015, unos meses después de su estreno en bolsa.

Más allá de esta falta de acuerdo, en la empresa siguen viendo como una posibilidad factible una nueva fase de consolidación en el sector de las agencias de viajes online, tras una primera etapa que acarreó numerosas compras y fusiones. Edreams, resultado de numerosas uniones y adquisiciones, abre la puerta y creen que las capacidades en el móvil van a ser claves como argumento de venta.

Atrápalo tampoco lo ha logrado

Aunque no se trata de una agencia online de viajes pura, Atrápalo es otro caso de empresa de internet histórica en España que tampoco ha tenido éxito en la venta parcial de sus acciones. El gran fondo de inversión Tiger rechazó durante el último año y medio varias ofertas para vender el 36% de la compañía con sede en Cataluña.

Los precios ofrecidos por otros fondos de capital riesgo durante este tiempo no convencían al exaccionista de referencia de Idealista y decidieron desechar esa posible compra. “No hay ninguna prisa”, apuntaba recientemente Manuel Roca, el consejero delegado.

Por qué fracasa la venta de eDreams: los inversores no se creen sus previsiones

Ahora en portada

Comentarios