Miércoles, 26.09.2018 - 09:14 h
Los dos grandes de la decoración

¿Quién paga mejor: Ikea o Leroy Merlin? El salario del grupo francés gana al sueco

Mientras el salario medio de la plantilla de Leroy Merlin es de 20.486 euros; en Ikea se queda en 14.523. Ambas aceleran con los beneficios sociales.

Gráfico de las plantillas de Ikea y Leroy Merlin.

Son los dos protagonistas de la gran distribución este verano, por su decisión de abrir sus primeras tiendas urbanas en Madrid en pleno mes de julio. Ikea inauguró ayer su establecimiento de la calle Goya y Leroy Merlin hará lo propio, la próxima semana, en la zona financiera de Nuevos Ministerios. Una batalla por atraer clientes que también se va a ver reflejada en nuevas contrataciones de empleados. ¿Y cuál de las dos compañías paga mejor?

Con los datos que ambas empresas publican en sus respectivas memorias, el sueldo medio de los 10.655 empleados de Leroy Merlin a cierre de 2017 alcanzaba los 20.486,3 euros. Mientras, en el caso de Ikea (que cierra ejercicio a finales de agosto), la media de sus 8.102 trabajadores, era de 14.523,4 euros. Unos datos que no desglosan qué porcentaje de nóminas correspondía a contratos a tiempo parcial, por ejemplo, a aquellos que sólo trabajan fines de semana.

Los pluses al margen del salario

La compañía sueca explica que, ese sueldo medio, asciende una vez se cuantifican los beneficios sociales que ofrece a sus empleados. Y que estos, de media, alcanzan los 1.676 euros anuales por trabajador. Ahí incluye, por ejemplo, un plan de pensiones, denominado Tack, que es igual para todos los trabajadores independientemente de su puesto, al que destina 3,3 millones de euros. Su alternativa es un plan de ahorro. En ambos casos, la aportación de la empresa es un porcentaje del salario base del empleado.

También cuenta con seguro de vida y ayudas a la maternidad/paternidad, en caso de excedencia por cuidado de un menor (más de 360 euros brutos durante los dos primeros meses si se tiene jornada completa); a la natalidad (450,76 euros brutos por cada hijo), entre otros aspectos. La tercera pata de los 'pluses' a empleados de Ikea son los complementos: 593 euros en el momento de la contratación y, a los seis meses, otro, complemento que puede oscilar entre los 600 y los 4.900 euros. Con esos 'pluses' a los seis meses de entrar en la compañía, el salario de un trabajador de Ikea por 40 horas de trabajo oscila entre los 15.636,89 euros y los 21.709 euros, según señala la compañía a La Información. Una franja que deja fuera a los técnicos y mandos.

La multinacional sueca también matiza que su salario, bajo el esquema 'Full Time Equivalent' (FTE), también es más alto. Este modelo para calcular salarios medios, que también utiliza Inditex, tiene en cuenta las horas trabajadas por todos los empleados, sean a tiempo completo o parcial, que se dividen por las horas trabajadas al año por un asalariado a jornada completa. Así, con ese modelo, el sueldo medio de Ikea en España se sitúa en 21.514,89 euros brutos al año.

Leroy Merlin también tiene beneficios al margen de su salarios. En el caso de la compañía francesa ofrece seguro de vida y de salud subvencionado, descuentos a empleados, un bonus trimestral (que denomina prima de progreso) y una participación anual en el beneficio de la empresa. Ahí, el año pasado, ese reparto alcanzó los 25,1 millones de euros.

Imagen de la tienda de Ikea en la calle Goya de Madrid.
Ikea ha inaugurado este martes su tienda urbana de salones en la calle Goya de Madrid. / EFE

Al margen, los empleados de la filial, que forma parte del grupo Adeo, reciben acciones de la matriz, cuyo valor se va revisando anualmente. Al cierre del pasado ejercicio, el 93,3% de la plantilla contaba con acciones de la compañía.

Radiografía de las plantillas

El 'plus' de salarios vía beneficios sociales no es lo único que comparten ambas empresas, que están dentro del convenio de la patronal de las grandes superficies (Anged). También comparten un alto porcentaje de trabajadores temporales. En el caso de Ikea, rondaba el 27% al cierre del último año fiscal y, en el de Leroy Merlin, el 22%.

Y ambas tienen más mujeres en nómina que hombres: Ikea, un 58%; Leroy Merlin, un 52%. Las dos porque la mayoría de su personal en tienda es femenino. La balanza se desequilibra cuando se llega a la alta dirección. Sólo 16 de los 137 directivos de la filial del grupo francés son mujeres. La compañía nórdica, que tiene una mayor escala de funciones, iguala más en paridad, con 29 directivos en una dirección de 45 personas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios