Viernes, 21.09.2018 - 06:33 h
El peso de apellidos y tradiciones

¿Quiénes son y dónde trabajan los hijos de la aristocracia económica española?

Algunos han optado por seguir los pasos de sus padres y otros, sin embargo, prefieren crear sus propios proyectos al margen de su familia. 

padres

No heredan sus empresas, pero algunos han optado por seguir los pasos de sus padres. Otros prefieren crear sus propios proyectos, al margen de sus apellidos y de las tradiciones. Nos los encontrará en los 'photocall' ni en fiestas del famoseo. Los vástagos de las más conocidas sagas del Ibex despuntan por motivos propios. 

Carlos y Felipe Cortina Lapique son hijos de Alfonso Cortina, ex vicepresidente de Rothschild Europa y de Repsol, y de Miriam Lapique, la anónima hermana de Cari Lapique, una de las ‘reinas’ de la prensa del corazón. Si el currículum de su padre no deja lugar a dudas, el de sus hijos empieza a tomar forma. Tienen educación de primer nivel en colegios y universidades en EEUU. Los dos estudiaron 'Business Administration' en   CUNEF, el mismo centro en el que se formó Alonso Aznar, amigo de Felipe y con quien dicen que ha montado 'Supernova', un local exclusivo en Madrid. 

Felipe, el mayor, realizó un grado superior en finanzas en la Universidad de Berkeley y un MBA en la NYU Stern School of Business. Hubo un tiempo en el que trabajó en la internacionalización de Pagos de Vallegarcía, la bodega familiar de los Montes de Toledo a la que ahora está dedicado su padre en cuerpo y alma. Decidió aparcar los negocios familiares para meterse de lleno junto a Álvaro Gomis a ‘vender’ calcetines coloridos bajo la marca 'Jimmy Lion' en Nueva York, ciudad en la que vivía. El negocio les fue tan bien que ya venden en Europa, tienen oficina en Madrid y en 2018 esperan llegar a 500.000 pares, abrir en México y facturar tres millones de euros. 

Su hermano Carlos, tras estudiar en CUNEF, hizo un Master en Business Administration en la Universidad de Columbia. Pasó varios años trabajando como analista y después como asociado en Medioblanca, para más tarde pasar a ser jefe de gabinete de presidencia en el Grupo Endesa. Actualmente trabaja en Londres como socio de Península Capital Advisor, un fondo de capital riesgo liderado por Borja Prado. Aunque ambos viven a caballo entre varias ciudades, podemos verlos en la capital junto amigos como Álvaro Falcó, hijo del marqués de Cubas y Marta Chávarri, que trabaja como director de cuentas de una empresa especializada en Marketing. También frecuentan la compañía del Dj Emilio Pan de Soraluce, más conocido como Dark Places, otro vástago de corte aristocrático. Hijo del empresario José Pan de Soraluce y la cántabra Bárbara Quijano y Pombo. Sus tíos paternos dirigen grandes inmobiliarias de lujo y presiden divisiones de empresas tan importantes como OHL, pero él ha preferido ponerle ritmo a la ciudad y sus fiestas. 

En su círculo también se encuentran los hijos de Ana Botín, la dama de la banca. Ellos son el claro ejemplo de cómo seguir los pasos familiares. Felipe Morenés, el mayor, tras dejar Lone Star, lidera junto a Juan Pepa Stoneshield Capital. Su hermano Pablo desarrolla su carrera en Algebris en Londres, tras pasar por Credit Suisse, Blackstone y PJT Partners. Javier, el más desconocido, se dedica al sector financiero en EEUU.

Una imagen idéntica la logramos con los vástagos de Juan Abelló y Ana Gamazo. El que fue presidente de Airtel ostentó la vicepresidencia de Banesto y de Fenosa, entre otros cargos, sigue manteniendo el cargo de presidente de Torreal, la empresa patrimonial de la familia. De todos sus hijos, es Miguel quien ha asumido el puesto de vicepresidente y quien ha tomado su relevo para decidir sobre las inversiones familiares que van desde Hackett, Pepe Jeans, Cune, Banca Leonardo, Laureate o Talgo, ayudados por sus hermanos Juan Claudio y Alejandro, vocales en la gestora familiar. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, tiene un máster  en asesoría jurídica por el Instituto de Empresa y un postgrado en International Business en la Universidad de Berkeley, en California. También es consejero de Talgo, Ingesport y Banca Leonardo. El mayor de sus vástagos, Cristian, dejó Torreal para dar forma a su propio fondo: Firmum Capital, especializada en inversiones en el sector inmobiliario y en el de aparcamientos.

Isidro Fainé, máximo responsable del Grupo La Caixa, le sigue sus pasos Jordi, el primero de sus hijos, formado en la Universidad de Barcelona, el IESE Business School y en Harvard. Aunque hizo sus pinitos en Inversiones Hemisferio parece que ha cesado en esta empresa hace apenas un mes como apoderado y ejerce en Aritex China como Business Development. Su otro hijo, Xavier, tras llevar las relaciones con inversores en Portland Valderribas es gerente en FCC Real Estate.

Beatriz González es una digna sucesora de su padre Francisco González, presidente del BBVA. Lidera un fondo de capital riesgo, Seaya Ventures, que le permite sentarse en el Consejo de Administración de Cabify, Spotahome, Glovo, Bewe, Hundredrooms y Coverfy. González empezó su carrera trabajando en Morgan Stanley en Londres y, a partir del año 2002, se incorporó al sector de capital riesgo en Darby Overseas en Nueva York y luego en Madrid; primero en Excel Partners y después en Fonditel, en cuya etapa también fue consejera de ILPA. Licenciada en Administración de empresas en CUNEF, se especializó con un MBA de Columbia Business School.

Los ejemplos de esta 'aristocracia económica' son numerosos, pero sin duda, uno de los casos de mayor concentración de lo que se conoce como ‘jóvenes de buena familia’ ha sido siempre Credit Suisse, el banco de inversión en el que Jaime de Marichalar trabajó como asesor del director de operaciones. Dirigido primero por Fernando Abril Martorell Hernández (hijo de Fernando Abril, que fuera vicepresidente con Adolfo Suárez), ahora en Indra, su comandante en jefe en nuestro país es en la actualidad Miguel Matossian Osorio, casado con una hija del marqués de Castro y cuñado de la duquesa de Montellano.

Debajo de él está Nicolás Cotoner, marqués de Ariany y uno de los hijos de Nicolás de Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar y preceptor del Rey Juan Carlos I. Pero no son los únicos. En su equipo se encuentra también Tristán de Soto y Falcó, hijo de Fernando de Soto y Colón de Carvajal y Mercedes Falcó, duquesa de Anchorena, responsable de las estrategias de retorno seguro.  En esta línea. Konstantin Sajonia-Coburgo Gotha y Gómez Acebo, hijo de Simeón II de Bulgaria e íntimo del Rey Felipe, es es el ‘jefazo’ de Barclays en España y, según dicen, "un banquero de inversión de pura raza". Entró en la entidad en 2010 procedente de Rothschild. Licenciado en Administración de empresas en la Universidad Pontifica de Comillas, realizó estudios de posgrado en la prestigiosa universidad estadounidense de Columbia. Su hermano Kyril trabaja como director para España y Latinoamérica de la gestora de fondos Man Group, el mayor 'hedge fund' del mundo.

Javier Fitz-James Stuart de Soto, hijo de Javier de Soto y María del Carmen Fitz-James Stuart, marquesa de Valle de Paloma, ha dedicado su carrera a los 'family offices'. Economista, casado en primeras nupcias con Isabel Sartorius y posteriormente con María Chávarri, presidió dos empresas dedicadas a gestionar los patrimonios de las grandes familias: Family Office Solutions y Servicios Familiares Independientes. Hace años se dedica a explotar el castillo de Belmonte, que perteneció a Eugenia de Montijo. En Merrill Lynch trabajaron Francisco Sánchez Asiaín Sanz, hijo del ex presidente del Bilbao Vizcaya, que ahora preside la casa japonesa Nomura en España.

Los alternativos

Entre fondos, inversiones y cuentas de balances, que seguro que copan muchas conversaciones familiares, han crecido muchos de ellos como Silvia López Madrid. Su abuelo paterno, Germán López y Pérez Castrillón, fue el fundador de la importadora de la automotriz Volvo en España, y su abuelo materno, Juan Miguel Villar Mir, es el hombre al frente del imperio de construcción OHL. Hija de Javier López-Madrid y Silvia Villar Mir, con solo 25 años ha puesto en marcha el Estudio Akebia, una firma de diseño de interiores y decoración especializada en la renovación de hogares y espacios. Tras formarse en Administración y dirección de empresas bilingüe en el CUNEF, se dedicó a la banca y la consultoría. Hizo prácticas en la filial suiza de Deutsche Bank en Ginebra y trabajó como analista de marketing en el Banco Santander en Londres. En 2016 decidió dedicarse a su pasión junto a su amiga Claudia Güell, arquitecta de profesión, miembro de la famosa dinastía catalana.

En esta liga también juega Francisco Bernaldo de Quirós Loring quien, a sus 23 años, cerró la puerta de la consultora en la que trabajaba y apostó por la firma de corbatas Fiji junto a otros cuatro socios. Invirtieron 1.400 euros cada uno y en su primer año recuperaron lo invertido. Ahora son siete (dos hermanos incluidos) y su volumen de ventas ha aumentado lo suficiente como para ampliar proyectos. Él ha hecho de todo en el negocio: lleva los pedidos en moto, mantiene la web, archiva facturas… y piensa en nuevos proyectos como la ampliación de su negocio con los 'bolsos wayuus' que importa desde Colombia y en un espacio multimarca donde ellos tienen su propio córner o los bañadores que arrasaron en el Spring Polo Shopping, un pop-up de Sotogrande. También Laura Corsini, perteneciente a la familia de los fundadores de la constructora Corsán-Corviam cambió el ladrillo por las telas y en 2012 lanzó Biombo 13, firma rebautizada como Bimani. Sus prendas de diseño sencillo que no se arrugan han logrado afianzar un negocio con tiendas en las zonas más exclusivas de Madrid.

En todo caso, también hay casos de hijos que se desligaron de las pujantes empresas de sus padre. Es el caso de los hijos de Antonio Brufau, presidente de Repsol. Sus tres hijos se han abierto camino en un mundo muy diferente al del petróleo. El mayor, Antonio, dejó atrás su época en Panrico para crear en febrero de 2014 el Grupo Canelita, a través del que gestiona el restaurante ecológico OhBo, uno de los referentes en Barcelona en comida sana. El menor, Jordi, creó la empresa Falcó Gestión Rural con un capital social que se acercaba al millón de euros. Desde esta sociedad gestiona el hotel Escís d'Empordà, una masía del siglo XVI ubicada cerca de las mejores playas de la Costa Brava. La única hija del presidente de la petrolera, Roser Brufau, creó con una amiga Som lesdues, un tienda online de fulares de alta calidad, cuyos precios oscilan entre 80 y 180 euros. Y hay muchos más.

Ahora en Portada 

Comentarios