Martes, 16.10.2018 - 19:11 h
Cuatro demandas pendientes contra la patrimonial

La salida de Gimeno saca a El Corte Inglés de la batalla 'familiar' y la deja en Iasa

El grupo, bajo la presidencia de Nuño de la Rosa, se plantea mejorar la rentabilidad de todos sus centros y plantar cara a Amazon.

Nuño de la Rosa y Dimas Gimeno
Nuño de la Rosa (izqda.) ha logrado un acuerdo para la salida de Dimas Gimeno. L. I.

La salida de Dimas Gimeno de El Corte Inglés un día antes de su junta general, libera al grupo de todas las batallas legales abiertas contra sus órganos de dirección y traslada los conflictos a la sociedad patrimonial Iasa, en la que el expresidente comparte una participación minoritaria con sus primas Marta y Cristina Álvarez, pero sin poder de decisión sobre su funcionamiento. Quedaría por dilucidar la querella que presentó por un supuesto caso de corrupción en la división de seguridad del grupo, si bien está pendiente todavía de admitirse a trámite, con lo que todavía no es un tema mayor para la compañía, según advierten fuentes cercanas al grupo. 

El acuerdo al que llegaron en la noche del pasado sábado Gimeno y la actual cúpula de la entidad, bajo la presidencia de Nuño de la Rosa desde hace algo más de un mes, supone que queda sin efecto la demanda mercantil que el expresidente había planteado contra el consejo por su cese. Fuentes cercanas a ese proceso han confirmado que esa operación deja el camino libre ahora para que la entidad tome las decisiones estratégicas y de negocio que necesita, de forma que las tramas familiares de sus accionistas se resuelvan en el seno de la cartera de valores Iasa, la sociedad patrimonial donde Gimeno, su madre y su tío tienen un 31% de participación, frente al 69% de sus primas.

El cobro de la indemnización que se va llevar Gimeno, que rodaría los 10 millones de euros, más el reparto de dividendos de Iasa con cargo a las cuentas de 2016, por el que a los tres socios apartados de la dirección les corresponderían algo más de 3 millones de euros, les permitiría seguir financiando el pago del Impuesto de Sucesiones como legatarios de la herencia (no herederos directos, que no pagan ese tributo en Madrid) y que en su conjunto alcanza los 100 millones de euros. Ese problema con el Fisco venia asfixiando a Dimas y sus familiares y ha sido un arma de presión durante la negociación del acuerdo final al que ha llegado con la empresa.

El enfrentamiento en el seno de Iasa se centra ahora en las cuatro demandas que tanto la madre como el tío de Gimeno tienen presentadas contra Marta y Cristina Álvarez, dos de ellas en el ámbito mercantil, por la reducción de capital en 140 millones que se hizo en contra de su criterio, y otras dos sobre los cambios de última hora que se aplicaron al testamento de Isidoro Álvarez y una serie de créditos que mantiene la sociedad. En cualquier caso, las fuentes consultadas aseguran que esos procesos no afectarán ya a la cúpula directiva de la entidad de forma directa, dado que se deben solventar en la patrimonial familiar en la que se han planteado.

En busca de una mayor rentabilidad

La junta de El Corte Inglés, que se presentaba como la más polémica de los últimos tiempos, pierde así una gran carga de tensión y se centra en los planes de futuro de la entidad, que pasaría por la necesidad de hacer rentables todos los centros que el grupo tiene abiertos en la actualidad. Según las estimaciones que se manejan en el sector y que advierten fuentes conocedoras de la situación, de los más de 90 centros de El Corte Inglés hay que revisar la viabilidad de una tercera parte y tomar las decisiones que corresponda, para ponerlos al día.

Ese proceso de revisión de la rentabilidad de todas sus divisiones y de la reorientación de lagunas de las últimas decisiones comerciales que se han tomado, iría de forma paralela a la renovación de tiendas antiguas que se quiere llevar a cabo.

El Corte Inglés, que cerró el último ejercicio con un aumento del 2,8% en los ingresos, hasta los 15.935 millones de euros, y un beneficio de 202 millones, un 25% superior al de un año antes, debe afrontar además durante los próximos años la batalla en el ámbito digital que le presentan gigantes como Amazon, y a la que otros grandes almacenes y cadenas de distribución ya se han apuntado.

Ahora en Portada 

Comentarios