Martes, 23.07.2019 - 22:37 h
Resultados en España

Vodafone cierra su año negro: recorta un 5,5% sus ingresos por la guerra del fútbol

La operadora espera al menos un trimestre más en rojo, tras las fuertes promociones, para ir creciendo a partir de la segunda parte del año 2019.

Vodafone
Vodafone pierde 8.020 millones en 2018 y recorta un 40% su dividendo / EFE

Vodafone cierra uno de sus años más negros de su historia en España. La operadora recortó sus ingresos más de un 5% durante los últimos doce meses hasta marzo. La guerra del fútbol pasó factura a la compañía, que también ha visto cómo su rentabilidad  también se ha desplomado. Espera al menos otro trimestre más en rojo, a la espera de crecer en la segunda parte de este nuevo ejercicio.

En concreto, Vodafone España ha ingresado en total 4.688 millones, lo que supone un descenso del 5,5%. Se debe, según la empresa, al "reposicionamiento de precios" de hace ahora justo un año y a la decisión de no renovar la compra de los derechos del fútbol, al entender que sus precios eran demasiado altos. Esto obligó a nuevas bajadas de precios y agresivas promociones que han empujado a la baja su negocio y han desembocado en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afecta a más de un millar de empleados.

Pese a ese recorte de precios, no ha conseguido frenar la hemorragia de clientes durante todo el ejercicio: 115.000 clientes menos de móvil; 123.000 menos de banda ancha fija y 49.000 menos de televisión. Sólo crece en fibra: 141.000 más. Este desempeño ha mejorado sensiblemente durante el último trimestre, concluido en marzo, en el que tanto la banda ancha fija como la televisión han tenido incrementos.

El margen de beneficios brutos (Ebitda) sobre ingresos alcanzó en el segundo semestre del año un 23,7%, frente al 22,4% del semestre anterior. En relación con el mismo periodo del año anterior, el margen de EBITDA se redujo en 3,4 puntos porcentuales. "El descenso del Ebitda se debió a la reducción del ARPU y a una menor base de clientes, así como a mayores costes comerciales relacionados con la fuerte batalla promocional", explican desde la empresa.

Esta es la fotografía de los últimos doce meses. Pero la compañía espera que la recuperación llegue en la segunda parte de este ejercicio, con números rojos aún en las cuentas en el actual trimestre (primero de su año fiscal). Queda por ver qué sucede con las decenas de miles de clientes de televisión con fútbol tras el final de la temporada.

Resultados globales

A nivel global, registró una pérdida atribuida de 8.020 millones de euros en su año fiscal, cerrado el pasado marzo, por la venta de Vodafone India tras completar la fusión con Idea Cellular. En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Vodafone indicó que esta pérdida contrasta con los 2.439 millones de euros de beneficio atribuido que obtuvo en el año fiscal anterior.

Los ingresos en el periodo fiscal 2018 llegaron a 43.666 millones de euros, el 6,2% menos. El consejero delegado de Vodafone, Nick Read, señaló que el crecimiento ha sido bueno en la mayoría de los mercados y ha aumentado la competencia en España e Italia, en momentos de una gran transformación del grupo, con una aceleración del cambio digital.

Las pérdidas por deterioro alcanzaron los 3.525 millones de euros, relacionados con España, Rumania y Vodafone Idea. La compañía ha anunciado que el dividendo final ha sido recortado en nueve céntimos por acción, una caída frente a los 15 céntimos por título el año anterior. La deuda neta de Vodafone alcanzaba a finales de marzo 27.033 millones de euros, una caída del 8,7 % respecto al año anterior.

Vodafone también informó de la venta de su filial en Nueva Zelanda por 2.100 millones de euros, en tanto que explora activamente opciones para monetizar sus torres en Italia, los Países Bajos, España y el Reino Unido.

Ahora en Portada 

Comentarios