En una gran mansión del siglo XIX

Restaurante Oriza y Bar España, la tradición bien entendida en Sevilla

Uno de los restaurantes desde el que contemplar, asimilar y meditar la belleza de la ciudad con más encanto de España.

Imagen del fantástico restaurante en Sevilla.
Imagen del fantástico restaurante Oriza en Sevilla. / Restaurante Oriza

En otoño Sevilla se encuentra en su mejor momento. Atrás han quedado los calores del verano y su clima se convierte en el mejor del mundo para pasear y deambular por las zonas más representativas de la ciudad. Andar por las callejuelas del barrio de SantaCruz al amanecer bajo la Giralda de su Catedral; pasear al atardecer siguiendo el curso del río que da sentido a la capital de Andalucía y; asomarse a las tabernas que de madrugada dejan escapar acordes de guitarra, ‘quejios’ flamencos y palmas contagiosas. Oriza es uno de los restaurantes desde el que contemplar, asimilar y meditar la belleza de la ciudad con más encanto de España.

El entorno de la calle de San Fernando, que va desde la plaza de La Puerta de Jerez hasta la de Juan de Austria, es un paseo que bien podría encontrarse en la mejor zona de París o ser la arteria principal y más elegante de una capital de centro Europa. Los jardines que ordenan la Puerta de Jerez, el emblemático Hotel Alfonso XIII, el gran edificio de la Universidad de Sevilla, frente a fachadas de color ocre y persianas de esparto a espaldas de los jardines de los Reales Alcazares, constituyen un conjunto arquitectónico de una belleza única en el mundo. En un extremo de esta calle, encontramos el restaurante Oriza, un clásico de tradición actualizada.

En una gran mansión de finales del Siglo XIX, y cuya medianera se sustenta sobre la propia muralla del Alcazar, Oriza, uno de los restaurantes con más tradición de Sevilla, lleva ofreciendo gastronomía de nivel en el mejor ambiente de la ciudad. Junto a su tradicional comedor de impresionantes cristaleras y estilo parisino que sigue operando bajo la marca Oriza, el bar y la terraza anexa ofrece una propuesta más informal de tapas y raciones a precios más moderados y bajo la marca Bar España. En el Bar España se ofrece un menú diario de 12 euros, mientras que en Oriza ofrecen un menú gourmet de 6 platos a 38€.

Entre las especialidades del chef Ismael Castro, destacar el plato de alcachofas, cigalitas y vieiras a la plancha con aceite de pistacho. Su popular y bien construida ensalada de bogavante, crema de aguacate, un gelee de tomate dulce y todo ello aderezado con una vinagreta de tamarindo. El lingote crujiente de cochinillo asado a baja temperatura y deshuesado, piel curruscante y tierno por dentro, acompañado de verduras y la aportación de matices dulces con la compota de manzana y pasas. Muy bueno el arroz meloso con perdiz. De hecho una tapa similar es la que quedó finalista en el último concurso de tapas de Sevilla.

Ahora en Portada 

Comentarios