Sábado, 17.11.2018 - 00:12 h
Trucos para ahorrar

15 consejos para ahorrar un 30% en la factura de la calefacción

Los españoles gastamos una media de 990€ al año en consumo energético. De esta cifra, entre el 45% y el 60% corresponde al gasto en calefacción.

Evoheat introduce en España un sistema de calefacción radiante capaz de ahorrar un 45%
Evoheat introduce en España un sistema de calefacción radiante capaz de ahorrar un 45%

El frío enseña la patita. El recuerdo del buen tiempo hace que todavía no temblemos cuando vemos la factura de la luz o el gas en el buzón. Pero las malas noticias llegarán en breve y desde la empresa Wiquot.com, gestor inteligente de finanzas personales, proponen aprender a utilizar la calefacción de una forma adecuada para que al final de mes la factura no se convierta en un suplicio.

Según un estudio sobre consumo energético realizado por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), en 2014, los españoles gastamos una media de 990€ al año en consumo energético. De esta cifra, entre el 45% y el 60% corresponde al gasto en calefacción.

15 consejos para ahorrar en calefacción

Purgar los radiadores: este paso es muy importante porque las burbujas de aire que se crean en su interior impiden la transmisión de calor y hacen que aumente el consumo energético.

Ventilar la casa por la mañana: de esta forma, se evita perder el calor acumulado durante el día.

Cerrar correctamente puertas y ventanas: después de ventilar la casa es probable que por despiste quede alguna abierta y eso dispararía el gasto.

Aprovechar el calor natural: levantar las persianas para que entre el sol ayudará a calentar la casa. Y en cuanto anochezca, bajar las persianas y cerrar las cortinas evitará pérdidas de calor.

Adaptar la temperatura a cada estancia: tener en cuenta qué habitación es más fría, cuál más soleada, las que se usan a diario o no y regular la temperatura según sus necesidades, ayudará a ahorrar alrededor de 60€ al año.

Mantener la temperatura entre 18°C y 22°C: esta es la temperatura recomendada, aunque muchas personas opten por incrementarla en exceso olvidando que cada grado de más supone aumentar un 5% el consumo.

Bajar el termostato cuando no estamos en casa: si durante poco espacio de tiempo, se va a estar fuera de casa, es aconsejable bajar el termostato 5° o activar el modo económico para mantener el calor, esto resulta más económico que apagarla y volverla a encender. Para aquellos que estén muchas horas fuera, la mejor solución es programar su encendido una hora antes de llegar a casa aproximadamente.

Atender a nuestras prendas de abrigo:en invierno no es necesario ir en manga corta por casa. Ir vestido con prendas confortables acordes a la época del año y utilizar un edredón nórdico nos permitirán mantener la temperatura adecuada y estar a gusto en casa sin disparar el gasto.

No cubrir la calefacción:camuflar radiadores con muebles o utilizar complementos para el secado de ropa complicarán la salida de aire y aumentarán el consumo.

Aislamiento perfecto:las pérdidas de calor provocan un aumento del 30% del consumo de calefacción. Por eso, es imprescindible revisar que los cerramientos y juntas estén perfectamente selladas con aislamientos térmicos que impidan las fugas. Si se piensa hacer una reforma en casa, una de las mejores opciones es optar por ventanales con doble acristalamiento y marcos de PVC. Una alternativa económica para aislar mejor la casa y que reducirá las fugas un 10% es instalar juntas de caucho, espuma o silicona autoadhesiva en ventanas y puertas.

Sellar las cajas de las persianas:en las casas antiguas, es otro de los puntos por los que más frío entra en el hogar.

Mantener el sistema de calefacción en perfecto estado:realizar una revisión anual incrementará la seguridad y confirmar que funciona correctamente para que tenga un consumo eficiente. Además, es interesante revisar el contrato con la compañía porque muchas veces este servicio es gratuito y no se utiliza por desconocimiento.

Escoger concienzudamente el sistema de calefacción:es recomendable acudir a un equipo de expertos que asesoren, según la zona en la que se vive y las necesidades, sobre el sistema más rentable en cada caso. Las mejores opciones, ordenadas según el gasto que suponen, son la energía solar, el biogás, la biomasa, la leña, el gas natural, el propano o el butano. La electricidad es la que resulta más cara.

Aire acondicionado con compresor scroll: para los que opten por este sistema, es interesante comprarlo con compresor scroll porque es el más eficiente del mercado. Colocar el aparato en una poco soleada y bien ventilada es clave para que no se dispare el consumo eléctrico.

Comparar la compañía:informarse minuciosamente de las tarifas, garantías y coberturas de cada compañía, será imprescindible realizar un gasto inteligente en calefacción.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios