Sábado, 18.11.2017 - 22:48 h

La célula sólo esperaba a que se secara el explosivo para atacar la Sagrada Familia

El melillense aseguró que, cuando se produjo la explosión, el pasado miércoles a las 23.30, aún no estaban preparados.

Estas revelaciones las manifestó el terrorista en su segunda declaración ante los ‘mossos’.

Te interesa leer: Los yihadistas buscaban una masacre contra “los cruzados” de Al Andalus

La Sagrada Familia acoge este domingo una misa con los Reyes, Rajoy, Puigdemont, y alcaldes

El único superviviente de la explosión de la casa de Alcanar (Tarragona) -el cuartel general de los terroristas de los atentados de Barcelona y Cambrils-, Mohamed Houili Chemlal, aseguró en su declaración a los Mossos d’Esquadra que la célula preparaba un atentado contra la Sagrada Familia y otras iglesias pero que el grupo todavía no estaba preparado porque “los explosivos se tenían que secar”. Así lo han confirmado a lainformacion.com fuentes jurídicas.

Te interesa leer: Uno de los detenidos afirma que el imán de Ripoll quería inmolarse en Barcelona

Chemlal, melillense de 21 años residente en Ripoll, aseguró a los agentes que sus compañeros de comando le dijeron que destruir monumentos estaba bien, según los preceptos del islám. Al debatir sobre los objetivos hablaron de la basílica de la Sagrada Familia -el monumento más visitado de España-, pero su intención era atentar contra más de una iglesia aunque el detenido no pudo concretar cuántas.

El melillense aseguró que, cuando se produjo la explosión, el pasado miércoles a las 23.30, aún no estaban preparados. Que los explosivos -peróxido de acetona, conocido en medios islamistas como ‘la madre de satán’- todavía no estaban preparados, que se tenían que secar antes de poder trasladarlos a las furgonetas y conducirlas hasta los lugares elegidos para atacar.

Estas revelaciones las manifestó el terrorista en su segunda declaración ante los ‘mossos’. Ayer, ante el juez Fernando Andreu, Chemlal ratificó todo lo que había dicho a los agentes. El islamista, todavía en recuperación de la explosión de Alcanar, fue trasladado a la prisión de Alcalá-Meco. Se le imputan los delitos de pertenencia a organización terrorista, lesiones y asesinatos terroristas, estragos y tenencia de explosivos.

Esas mismas fuentes confirman, además, que en la casa de Alcanar se encontró un cinturón real de explosivos. El juzgado de Instrucción número 2 de Amposta se ha inhibido a favor del juez Fernando Andreu en su investigación sobre la explosión de esa vivienda.

Ahora en portada

Comentarios