Miércoles, 11.12.2019 - 17:56 h

La familia de María Villar asegura que habló con ella antes de que la mataran y pagó

"Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció, ni más ni menos", ha dicho una de las  hermanas de María Villar Galaz, asesinada en México tras ser secuestrada, en declaraciones a 'El Correo'.

el titular de la subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Gustavo Salas Chávez, afirmó que no hubo fallos en la negociación y se siguieron los protocolos.

La familia de María Villar asegura que pagó todo el rescate que se negoció

Hubo prueba de vida. La familia de la joven de María Villar Galaz, secuestrada y asesinada en México, ha asegurado que pagó todo el rescate que negociaron con sus captores, y no solamente una parte. Y que antes hablaron con ella. "Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció, ni más ni menos", ha dicho una de sus hermanas en declaraciones a 'El Correo'. 

Por su parte, el titular de la subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Gustavo Salas Chávez, afirmó que no hubo fallos en la negociación y que se siguieron todos los protocolos, y confirmó que hubo una negociación que rebajó la cantidad inicialmente pedida como rescate, en declaraciones recogidas por la prensa mexicana.La policía mexicana dice que tiene ya algunas pistas

En declaraciones al diario El Mundo, amigos y fuentes de la investigación señalaron que presumiblemente María fue asesinada poco tiempo después, concretamente el día 15 de septiembre, después de que los familiares se pusieran en contacto con los secuestradores.  "Tenemos ya algunas pistas y esperamos que pronto haya ya detenciones de este grupo criminal". 

El cuerpo de María fue arrojado en la localidad de Santiago Tianguistenco, a 56 kilómetros de donde se produjo el secuestro y el pago de los familiares, que rondó los 3.000 euros.

"Era una persona sencilla. No era la típica petarda que vestía de Chanel y Rolex y se paseaba por la ciudad. No llamaba nada la atención", explica una amiga de María Villar que trabajó con ella en Madrid y en México y que prefiere ocultar su nombre. "Como profesional era un 10, todo el mundo hablaba maravillas de ella. Para que en una sociedad tan machista como ésta y en un sector tan duro como la tecnología llegara donde ella llegó es que hay que valer mucho. Cuando tenías un problema pensabas: ¿qué haría aquí María?", explica su compañera. "Hablaba muy claramente en las reuniones de trabajo", añade en una conversación con El Mundo.

Por otra parte y en declaraciones a lainformacion.com, los compañeros de María Villar reconocen que siguen en estado de shock. Aún no entienden qué es lo que pudo pasar. 

La familiar de María, sobrina del presidente de la Federación Española de Fútbol, José María Villar, también ha lamentado que el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, difundiera la noticia de la muerte de su hermana cuando la familia aún creía que se estaba negociando con los secuestradores.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING