Miércoles, 27.05.2020 - 12:27 h

Así son las conversaciones en las que Barberá ha arremetido contra la nueva cúpula del PP

  • La exalcaldesa de Valencia ha llamado con malos modos a Génova quejándose de lo que decían de ella.
  • Ha mantenido conversaciones privadas con Rajoy, Cospedal y todos los vicresecretarios.
El juez que investiga el presunto blanqueo del PP valenciano pregunta al Senado si Barberá es parlamentaria

Rita Barberá está muy furiosa con la nueva cúpula de su partido. La exalcaldesa de Valencia y senadora no dimite, pero sí ha mantenido en los últimos días varias conversaciones privadas con todos los dirigentes nacionales del PP en los que, con unos modos que no han gustado nada, se ha quejado del trato que está recibiendo.En su comparecencia ante los periodistas de este jueves, Barberá ha agradecido en público a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal, a quienes ha calificado de "amigos", la postura que han mantenido con ella. Sin embargo, no ha tenido las mismas palabras hacia la nueva dirección del PP. La relación con ellos es totalmente distante y tensa.Lainformacion.com ha podido conocer varias de las conversaciones que Barberá ha mantenido con la renovada cúpula del PP. Ha llamado a Rajoy y a Cospedal directamente, pero también a los vicesecretarios del partido. Así fue el intercambio de palabras con algunos de ellos:Barberá ha llamado a Génova y ha pedido hablar con las secretarias de los números tres del partido. Las llamadas se han producido después de las declaraciones que Javier Maroto, Andrea Levy, Fernando Martínez Mailló o Pablo Casado realizaron sobre la corrupción en el PP de Valencia."¡Que se ponga, que se ponga ya!", llegó a decir a alguna secretaria de un cargo del partido."Pero, ¿quién es usted?", respondió, con temor, esta trabajadora de Génova 13."Soy Rita Barberá", contestó la exalcaldesa de Valencia.En las conversaciones con los vicesecretarios, Rita Barberá se ha quejado de las declaraciones que la cúpula del PP ha venido realizando sobre ella. Cree que le están sometiendo a un "linchamiento" y que la dirección del partido no está haciendo nada para defenderla."¿Qué has dicho de mi?", llegó a decir a algún vicesecretario. En Génova, todos interpretan estas llamadas telefónicas de Barberá como un intento de presión para que salgan a defenderla. Sin embargo, en la cúpula del partido tienen claro que no van a defender a ningún cargo, sino que tienen que ser ellos quienes, particularmente, den la cara.Lo que está intentando Barberá, reconocen fuentes populares, es que no asocie su nombre al de Alfonso Rus, detenido este lunes. Hay que recordar que han sido varios los miembros de la cúpula del PP que han criticado a Rita Barberá. La veda la abrió Javier Maroto en una entrevista en RNE, donde apostó por hacer "una purga" contra la corrupción "se lleve a quien se lleve por delante". El exalcalde de Vitoria se mostró convencido de que asumir ese coste "merece la pena"."Se lleve a quien se lleve", insistió cuando se le ha preguntado si eso incluía a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá y a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.Andrea Levy, por su parte, aconsejó a la exregidora de Valencia y ahora senadora Rita Barberá que si "no suma" en el Partido Popular debería "apartarse" de sus cargos. "Eso es lo que yo haría", añadió. "Lo que yo he manifestado estos días es que uno está en el PP para sumar, y cuando uno no suma haría bien en apartarse", precisó en TVE.En su comparecencia de prensa, Barberá ha dicho que el PP nacional ha renovado su cúpula, pero que ella no renuncia a la experiencia: "En unos casos por juventud o por otras razones los he encontrado precipitados. Pero puedo entenderlos". Les ha pedido "sosiego" y "templanza".

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING