Viernes, 22.03.2019 - 22:29 h
Una macroprudencial

BdE pide una autoridad superior para controlar la concesión de créditos 

Considera que es necesario establecer mecanismos para frenar un crecimiento  excesivo en las épocas de expansión. 

Banco de España
Edificio del Banco de España en Madrid / EP

El Banco de España considera que es necesario establecer mecanismos para frenar un crecimiento del crédito excesivo para lo que, ante la imposibilidad de utilizar la política monetaria, se podría establecer un colchón anticíclico que se active por países en función del ciclo.

El director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución de la institución, Jesús Saurina, ha defendido recientemente la necesidad de completar el marco regulatorio con el establecimiento de una autoridad macroprudencial, así como de instrumentos para afrontar los diferentes ciclos de crédito entre los distintos países de la zona euro.

Fuentes del Banco de España han explicado que, dado que la política monetaria no deja margen para afrontar los diferentes momentos del ciclo en cada país, se podría establecer un colchón anticíclico que se activara sólo en aquellos países en los que se considera que el crédito está creciendo por encima de valores razonables.

En línea con esta posición, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, alertó recientemente sobre el rápido crecimiento del crédito en España y dijo que es preciso permanecer vigilantes con las herramientas de supervisión adecuadas.

El crecimiento demasiado rápido del crédito tiene, generalmente, un impacto negativo, que luego se traduce en mayores necesidades de provisiones a medida que comienzan a aparecer los préstamos improductivos, como se vio durante la última crisis bancaria, explicó Hernández de Cos.

Por ello, las políticas de precios de los créditos son cruciales y deberían cubrir al menos los costes de financiación, estructura y el riesgo inherente a cada tipo de operación.

También pidió a las entidades financieras que establezcan estándares de crédito apropiados, que valoren adecuadamente las garantías con criterios estrictos, rigurosos y verificables y que desarrollen modelos de riesgo de crédito sólidos.

Para la valoración de las garantías, los bancos deben contar con información actualizada sobre la evolución macroeconómica y un análisis fiable de las tendencias de los precios del mercado, en particular para las garantías inmobiliarias.

Además el gobernador explicó que España es uno de los pocos países de Europa que aún no tiene una autoridad macroprudencial y, dado el papel que jugará la política macroprudencial en el futuro, es hora de reflexionar sobre el diseño óptimo de estas herramientas, que en manos de los responsables políticos podrían ayudar a reducir la volatilidad del crédito y los ciclos económicos.

Ahora en Portada 

Comentarios