Miércoles, 14.11.2018 - 23:42 h
Pide una regulación internacional que lo declare ilegal

Carcedo quiere equiparar la gestación subrogada con el tráfico de órganos

La nueva ministra de Sanidad también habló sobre la prostitución después de que Valerio reconociera que le habían metido un gol.

Jura o promesa de la nueva ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ante el Rey
María Luisa Carcedo quiere un acuerdo internacional sobre esta cuestión / L.I.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha reclamado este jueves un acuerdo internacional sobre la gestación subrogada al igual que existen en lo relativo al tráfico de órganos y a la adopción internacional. En su primer día al frente del Ministerio, la nueva titular aseguró que esta práctica debe ser objeto de estudio, y que la regulación de la misma tiene que llegar de un acuerdo "a nivel internacional". "Un país solo no puede", señaló.

"Se trata de que, lo mismo que en la adopción internacional o en el trafico de órganos hay acuerdos internacionales sobre el asunto, en la gestación subrogada hay que caminar, hacer acuerdos", aseguró en una entrevista a EFE. Así, abogó por una regulación internacional de la maternidad subrogada que considere ilegales estas prácticas, prohibidas en España, pero a las que se puede acceder a través de convenios con terceros países.

"Hay que tomar decisiones internacionales y declarar ilegales estas prácticas, que, gestionadas por las agencias de maternidad subrogada, permiten a ciudadanos españoles recurrir a esta técnica de reproducción en otros países, ha considerado Carcedo. Ha recordado que esta práctica está prohibida en España, "pero los bebés llegan" y "no pueden ser apátridas", están amparados por una serie de derechos, por lo que hay que actuar con carácter previo y evitar que existan los convenios internacionales entre países que facilitan estas prácticas.

Por otro lado, la responsable de Sanidad también se refirió a la prostitución, tan solo unas semanas después de que la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, anulara el sindicato de "trabajadoras sexuales". "Me han colado un gol por la escuadra", reconoció entonces Valerio.

La ministra se expresó así por las consecuencias que trajo el reconocimiento de la prostitución como un trabajo. En este sentido, Carcedo descartó que esta práctica "se pueda legalizar", al igual que "no se puede legalizar la esclavitud ni la gestación subrogada".

"La mayor parte de persona que se dedican a la prostitución son mujeres fruto de la trata. Estamos hablando de inferioridad de seres humanos o de consideración de seres humanos como un instrumento para lo que sea", ha apostilló.

Ahora en Portada 

Comentarios