Sábado, 07.12.2019 - 16:53 h
Escraches en varias paradas

Tsunami Demòcratic torpedeó la visita de Sánchez convocando actos a su paso

El objetivo de su viaje era saludar a los policías heridos durante los altercados en las manifestaciones contra la sentencia del 'procés'. 

Pedro Sánchez en Cataluña. /EFE
Pedro Sánchez y el ministro de Interior en Cataluña. /EFE

La visita a Barcelona del presidente en funciones, Pedro Sánchez, dejó a pocos indiferentes. El objetivo de su viaje fue saludar a los agentes de seguridad heridos durante los altercados en las manifestaciones contra la sentencia del 'procés', pero a su paso lo acompañaron presiones para hablar con el dirigente catalán, Quim Torra, y centenares de abucheos

Tras reunirse con mandos policiales en la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, Sánchez se ha dirigió al Hospital del Sagrat Cor y al Hospital de Sant Pau.  Tanto dentro como fuera de los centros de salud decenas de personas lo abuchearon y lanzaron gritos para pedir la "Libertad presos políticos".

La plataforma Tsunami Democràtic fue la agrupación que expresó su rechazo hacia el mandatario con más fuerza al hacer un llamamiento "urgente" entre las 13 y las 14 horas para reclamarle al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez: 'Sit and talk' (Siéntate y habla). De hecho, Moncloa se vio obligado a trastocar los planes del viaje por esta convocatoria. 

Cerca de un millar de personas acudieron a las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Barcelona para pedirle diálogo el presidente del Gobierno. Los concentrados están en su mayoría sentados en la confluencia de las calles Mallorca y Roger de Llúria y gritan consignas como: "Pedro Sánchez da la cara", "¿Dónde estás, Pedrito, dónde estás?", "Libertad presos políticos", "Vamos a contar mentiras" y "Cataluña, antifascista".

El presidente finalizó su visita a Barcelona en torno a las 13:20.  El jefe del Ejecutivo en funciones se ha marchado sin atender a la demanda del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que a través de una carta y mediante una llamada que Sánchez no ha contestado, le pedía una reunión. El presidente del Gobierno en funciones ya había advertido de que esa comunicación no era posible si antes Torra no condenaba con contundencia la violencia en las manifestaciones de los últimos días.

Pese a no haber hablado con Torra, el presidente en funciones ha mantenido una conversación telefónica con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para interesarse por la ciudad, y la primera edil le ha pedido que hable con Torra: "El teléfono se debe coger siempre ".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING