Miércoles, 22.11.2017 - 10:36 h

De Juana desplaza a Cubillas y asume el protagonismo de ETA en Venezuela

  • En junio de 2012, De Juana Chaos llegó a Venezuela procedente de Irlanda. Un año más tarde, Cubillas dejaba su empleo en el Gobierno bolivariano y el liderazgo de la colonia etarra.
  • De Juana, un líder nato y responsable del sanguinario Comando Madrid, vive en una localidad turística en la zona en la que se concentran los etarras exiliados. Usa documentación falsa.

Localizado en Venezuela De Juana Chaos, huido en 2010

El etarra Iñaki de Juana Chaos, reclamado por la Justicia española por enaltecimiento del terrorismo y responsable de 25 asesinatos, por los que ha cumplido 18 años de prisión, llegó a Venezuela vía Irlanda en junio de 2012.

Según la documentación oficial a la que ha accedido lainformacion.com, sólo un año después, el responsable de los movimientos de la banda en Latinoamérica, Arturo Cubillas, dejaba su empleo en la Corporación Venezolana de Alimentos -que le permitía contactos directos con el Ejecutivo bolivariano- y, también, el liderazgo de la colonia etarra que había ostentado durante casi 25 años.

Hasta ese momento, Cubillas, reclamado por la Audiencia Nacional por los delitos de conspiración para cometer actos armados y por tenencia de explosivos en colaboración con banda armada y relacionado con el entrenamiento de etarras en Colombia, había sido la imagen de ETA en el continente, pese a que sus fotografías desde su primera detención han sido contadas.

Pero Cubillas, de 50 años y casado con la periodista Goizeder Odriozola, hija de exiliados vascos y que dejó recientemente su puesto de trabajo en el Ministerio de Tierras en junio de 2012, se hartó de un protagonismo del que era responsable por sus actos y que había avivado con entrevistas en periódicos locales y con su patente colaboración con el Gobierno de Hugo Chávez.La llegada de De Juana Chaos

La llegada de De Juana Chaos y el abandono de Cubillas del papel que había desempeñado durante años se producen casi simultáneamente. Ambos compatibilizan una vida familiar y, aparentemente normal, con las relaciones con los otros etarras refugiados en Venezuela, en torno a medio centenar, que forman la colonia oficial y controlada, y con los nuevos llegados, algunos huidos y no controlados.

Son normales las cumbres y las reuniones en las casas vascas, entre ellas la Euskal Etxea de Puerto de la Cruz-Barcelona (Anzoategui), ubicada en una localidad muy cercana en la que estaría residiendo de Juana Chaos, en el Estado fronterizo de Sucre.

De Juana ya fue visto con anterioridad en el municipio de Lechería, una localidad turística de poco más de 30.000 habitantes y en la zona en la que están establecidos otros etarras desde hace años.

Hace cuatro meses, la Policía venezolana hizo llegar a la Policía española el seguimiento de los etarras en Venezuela, entre ellos Cubillas, pero no había información de De Juana Chaos, que estaría utilizando documentación perteneciente a un ex miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Como Cubillas, De Juana Chaos cuenta con varios lugartenientes, etarras que llegaron a Venezuela en 1989 fruto de los acuerdos suscritos entre Felipe González y Carlos Andrés Pérez, ambos presidentes del Gobierno español y venezolano, respectivamente.

La mayoría de estos etarras trabajan para la Administración bolivariana, en el Ministerio de Tierras, o han montado su propio negocio y están vinculados y militan en las formaciones políticas que apoyan el Gobierno de Nicolás Maduro y antes de Hugo Chávez. Además, la mayoría se han instalado en los estados de Anzoategui y Sucre, donde se sitúa De Juana Chaos, y, algunos, en Caracas.

Ninguno tiene un perfil que pueda hacer sombra, aunque sea mínimamente, al duro De Juana Chaos, un líder nato y que fue responsable de unos de los comandos más sanguinarios de ETA, el Comando Madrid.

Un vídeo difundido en octubre del año pasado por el colectivo Pakito Arriaran, un etarra que murió en los ochenta combatiendo junto a la guerrilla salvadoreña, muestra a Asun Arana, viuda del excabecilla de ETA "Argala", vecina y amiga de Cubillas en Caracas y Xabier Arruti, quien podría tener también un papel protagonista en la cúpula de ETA en Venezuela.

Xabier Arruti ha sido delegado chavista en Chichiribiche y ex director general de la alcaldía del municipio de Monseñor Iturriza en el Estado de Falcón y uno de los primeros etarras que recaló en Venezuela. Además, es propietario del restaurante playero Txalupa y está vinculado Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Mientras, Arana es vicedirectora del Instituto Nacional de Tierras.El Gobierno y la Audiencia se movilizan

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que hará lo que esté en sus "manos" para detener al etarra José Ignacio De Juana Chaos, tras salir a la luz las imágenes del 11 de mayo en las que el etarra se encontraba paseando en un centro comercial de Venezuela junto a su pareja, Irati Aranzábal, y el hijo de ambos.

"Vamos a poner todo lo que esté en nuestras manos para que éste etarra que está imputado por delitos especialmente graves pueda ser detenido y puesto a disposición judicial, y responda de los delitos que la autoridad judicial le imputa", ha afirmado.

Fernández Díaz ha insistido en que un juez de la Audiencia Nacional ha expedido una orden internacional de detención y entrega, y ha remarcado que el Gobierno español sigue actuando porque "ETA es una organización terrorista, no se ha disuelto".

Ahora en portada

Comentarios