Jueves, 21.06.2018 - 08:43 h
Los bomberos lograron controlarlo

Un escape de gas obliga a desalojar la calle Alcalá de Madrid durante dos horas

La rotura de una tubería provocó que tuvieran que cortar y desalojar la céntrica calle para solucionar el accidente, que se da por solventado.

Alcalá
Un escape de gas provoca el cierre de la calle / EFE

El Ayuntamiento de Madrid ha reabierto al tráfico las calles de Alcalá, Gran Vía y Cedaceros que permanecían cerradas tanto a vehículos como a peatones tras la rotura de una tubería de gas en la calle Alcalá que ya ha sido reparada. También ha sido restablecido el servicio en la línea 2 de Metro, interrumpido debido a esta incidencia entre las estaciones de Retiro y Ópera, según ha informado el suburbano.

Fuentes policiales han explicado que Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han reparado la tubería que una máquina había roto en las obras que se acometen en un aparcamiento subterráneo a la altura del Metro de Sevilla, estación que permanece cerrada debido a estos trabajos.

Efectivos de la Policía Nacional y Municipal desalojaron a los transeuntes y también a los ocupantes de algunos edificios de la calle Alcalá a la altura de Virgen de los Peligros por la rotura de una tubería de gas en la que ya están trabajando los bomberos de la Comunidad de Madrid.

Fuentes de Emergencias Madrid comunicaron que el escape se había producido en las obras del mencionado parking. La zona, que fue desalojada, se cortó al tráfico "al menos, hasta la altura de Cibeles", explicaba una portavoz de Emergencias Madrid, que también difundían el mensaje en Twitter. Aunque no hay que heridos, el Samur acudió a la zona por si fuese necesaria su intervención.

El fuerte olor a gas impidió que los trabajadores de las oficinas aledañas puedieran salir de los edificios hasta que no se controlase el escape, según citaronn fuentes presenciales.  Finalmente, la calle fue reabierta horas después.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios