Domingo, 29.03.2020 - 08:50 h

El Parlamento de Moldavia elegirá al presidente del país el 16 de marzo

El Parlamento de Moldavia acordó hoy celebrar la elección del nuevo presidente moldavo el 16 de marzo, en un nuevo intento de poner fin a la crisis institucional en la que se encuentra sumido el país desde hace casi tres años.

Moscú, 7 mar.- El Parlamento de Moldavia acordó hoy celebrar la elección del nuevo presidente moldavo el 16 de marzo, en un nuevo intento de poner fin a la crisis institucional en la que se encuentra sumido el país desde hace casi tres años.

La decisión fue adoptada por la mayoría parlamentaria de la gobernante Alianza por la Integración Europea (AIE), según las agencias rusas.

Además, se creó una comisión parlamentaria que se encargará de registrar las candidaturas que serán votadas por los diputados.

Por el momento, la AIE tiene previsto presentar una única candidatura: la de la exvicepresidenta del Banco Nacional Veronica Bacalu, quien ahora trabaja en el Fondo Monetario Internacional.

Al parecer, la candidatura de Bacalu cuenta con el respaldo de la fracción socialista, que está integrada por tres tránsfugas del Partido de los Comunistas y que tienen la llave de la mayoría de dos tercios necesaria para elegir al nuevo presidente.

La candidatura de Bacalu debería haber sido votada en el Legislativo hace varias semanas, pero los liberales, uno de los tres partidos de la AIE, la rechazaron al considerar que una persona que ha vivido en el extranjero varios años no puede ser jefe del Estado.

Moldavia, el país más pobre de Europa, según el Banco Mundial, lleva casi tres años sin presidente debido a la incapacidad de las respectivas coaliciones parlamentarias para lograr la mayoría constitucional.

La AIE cuenta con 59 escaños, dos menos de los necesarios para que su candidatura presidencial sea aprobada por el legislativo moldavo.

El expresidente y líder comunista, Vladímir Voronin, asegura que su partido está abierto al diálogo con la AIE para presentar un aspirante independiente y poner fin a la crisis política, que se remonta a mediados de 2009, cuando la formación ahora gobernante desbancó a los comunistas.

El Parlamento será disuelto y se convocarán nuevas elecciones generales si fracasa la nueva votación, algo que quieren evitar tanto la AIE como la oposición comunista.

Moldavia ya tuvo que disolver el Parlamento y convocar comicios generales extraordinarios en 2009 y 2010, ante la incapacidad de los diputados de ponerse de acuerdo en la designación de un presidente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING