Sábado, 21.09.2019 - 22:50 h
Necesitaría los votos de Vox

El PP logra que Cs apoye a Almeida en Madrid tras el paso atrás de Villacís

El candidato del PP tiene cerca ser alcalde del ayuntamiento madrileño tras un pacto en el que la líder municipal de Ciudadanos sería vicealcaldesa

Villacís y Almeida
El PP logra que Cs apoye a Almeida en Madrid tras el paso atrás de Villacís / EFE

José Luis Martínez-Almeida será el alcalde de Madrid durante los próximos cuatro años... salvo que Vox lo impida. PP y Ciudadanos han anunciado un acuerdo por el que el candidato de los 'populares' sería el primer edil, logrando así la renuncia de Begoña Villacís, que se conformaría con ser la vicealcaldesa. Una fórmula de gobernabilidad en la que es imprescindible Vox, que tendría que sumar sus cuatro votos a los de las otras dos formaciones. Y que, por ahora, no ha confirmado que lo vaya a hacer.

Así lo han comunicado en declaraciones a los periodistas los líderes de ambos partidos, que protagonizaron un encontronazo tras la propuesta de Cs de formar un alcaldía compartida por periodos de dos años. La votación tendrá lugar este sábado por la mañana.

PP y Cs han alcanzado el acuerdo tras una reunión de ocho horas mantenida por los equipos negociadores, de la que ha surgido un documento programático de 80 medidas a menos de 14 horas de que se constituya la nueva corporación y que han encabezado Andrea Levy (PP) y Miguel Gutiérrez (Ciudadanos). 

Una de las medidas del documento es acordar una moratoria de las multas por circular por Madrid Central a partir del 1 de julio. El punto 44 del acuerdo señala que "reconvertiremos la Zona de Bajas Emisiones denominada Madrid Central bajo el criterio de nuevas áreas de prioridad residencial aportando soluciones alternativas (...). Tendremos en cuenta los efectos sobre el resto de la ciudad, sus efectos negativos en el tráfico, el comercio y en la calidad ambiental en importantes vías externas al área regulada y a la actividad económica de la ciudad".

En cuanto a las medidas económicas, el documento incluye una modificación de las ordenanzas fiscales para bajar el IBI al mínimo legal (0,40%). También una reducción del impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO) y el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) "con el objetivo de reactivar la actividad económica". Asimismo, se bonificará "al 95% en la plusvalía en donaciones y herencias de viviendas entre parientes directos, también conocida como el impuesto de sucesiones municipal". "Aprobaremos un Plan de Devolución del dinero que injustamente han tenido que pagar por la plusvalía municipal cuando han perdido dinero en la venta de su vivienda o inmueble", añade.

El punto 41 del acuerdo podría provocar un encontronazo con Vox por el uso del término "violencia machista". Señala que se garantizará "la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, defenderemos los derechos de las personas LGTBI y erradicaremos la lacra social de la violencia machista en nuestra ciudad". 

En cuanto a la corrupción el documento del acuerdo indica que los cargos públicos imputados formalmente presentarán su renuncia al cargo y no podrán ir en listas electorales.

El reparto de las concejalías

PP y Ciudadanos también han acordado las concejalías de las que se encargarán. Aunque los de Martínez-Almeida gestionarán la mayoría de estas, lo más llamativo es que el partido naranja se queda las 'joyas de la corona': Economía y Urbanismo, esta última encuadrada en un departamento denominado como Desarrollo Sostenible.

Según este reparto, los concejales de Almeida se pondrán al frente de Hacienda y Personal; Salud, Seguridad y Emergencias, que engloba a la Policía Municipal y el Samur; Cultura, Turismo y Deporte; Medio Ambiente y Movilidad, en la que se incluyen la empresa pública Calle 30 y la Empresa Municipal de Transportes (EMT); y Obras y Equipamientos.

Para Ciudadanos, además de la vicealcaldía de Villacís, estará la citada Economía, que comprenderá el Consumo y Comercio local; Familias, Igualdad y Bienestar Social, donde se hace mención expresa a la igualdad y a la violencia machista, pero no al colectivo LGTBI; y la también mencionada Desarrollo Sostenible, que además de Urbanismo estará encargada de la Empresa Municipal de Vivienda y las políticas sobre el suelo y la rehabilitación de edificios.

Con este acuerdo queda descartada la posibilidad de una alcaldía de alternancia entre ambos por un periodo de dos años cada uno y se sortea el mayor escollo en la negociación: el puesto de alcalde.

Ahora en Portada 

Comentarios