Jueves, 23.05.2019 - 21:41 h
Según los primeros datos de la autopsia

El presunto asesino de Adeje mató a su mujer y a su hija a pedradas en una cueva

El hombre se ha limitado a decir a los investigadores que dejó a la familia viva dentro de la cueva, aunque se cree que todo fue planificado.

Adeje
 

A pedradas y de una forma planificada. El asesinato de una mujer y su hija de corta edad en Adeje ha dejado a todo Tenerife consternado. Los primeros datos de la autopsia de los cadáveres ponen de manifiesto que el esposo y padre de las víctimas, presunto autor de la muerte de ambas, trazó un plan para llevar a cabo los crímenes.

Según esta información, dada a conocer por la Cadena Ser, el hombre -un ciudadano alemán de 43 años que no estaría colaborando con la Guardia Civil en el esclarecimiento de los hechos- condujo a su familia a una zona de cuevas de la isla con la excusa de que en una de ellas había guardado regalos de Pascua para los pequeños.

Una vez allí, y según las mismas fuentes, habría acabado con la vida de su su esposa y la niña a pedradas, logrando escapar el hijo menor.

El varón se ha limitado a decir a los investigadores que dejó viva a su familia dentro de la cueva. El crimen se descubrió gracias a que el otro hijo de la pareja, de 6 años, logró alertar del suceso, ocurrido en una cueva de una zona montañosa en los altos del municipio de Adeje.

El caso, además, ya ha sido considerado oficialmente como violencia machista por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género.

Fuentes de la investigación han informado de que esta tesis es la que ha mantenido el detenido durante el registro que se realiza en su domicilio de Adeje, al que ha llegado conducido por agentes de la Guardia Civil.

"De no ser por el niño pequeño, probablemente no nos hubiésemos enterado o nos hubiésemos enterado sabe dios cuándo", ha declarado el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga a los periodistas a la salida de un pleno extraordinario convocado para mostrar la repulsa por el crimen y decretar dos días de luto oficial.

El alcalde ha indicado que todo apunta a que el hombre "lo había preparado todo". Al parecer, la pareja estaba en proceso de separación, y la mujer se había desplazado al sur de Tenerife con los niños para visitar al padre, quien los llevó de excursión a la cueva donde ocurrieron los hechos el martes por la mañana. La alarma surgió después de que unos vecinos del barrio de la Quinta encontraran al niño de 6 años el martes por la tarde deambulando por la zona, quien habló de que en una cueva su padre había agredido a su madre y a su hermano.

Tras la detención del hombre, se inició un dispositivo de búsqueda que concluyó el miércoles por la tarde con el hallazgo en una cueva de los dos cadáveres con signos de violencia. El niño superviviente ha quedado a cargo de la Dirección General del Menor del Gobierno de Canarias, que a través del Consulado de Alemania ha contactado con un familiar que en breve se desplazará a la isla para hacerse cargo de él. Está previsto que el detenido pase mañana a disposición de la juez de violencia contra la mujer de Arona. También está pendiente de conocerse el resultado de la autopsia de la mujer y de su hijo.

El doble asesinato ha causado una gran conmoción en Tenerife, donde instituciones como el Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife han convocado concentraciones de repulsa frente a sus sedes.

En el Ayuntamiento de Adeje, donde tuvo lugar el crimen, se han decretado dos días de luto oficial y el pleno municipal se ha reunido de forma extraordinaria y urgente para aprobar un manifiesto de repulsa y de apoyo a los familiares de las víctimas.

"Somos una comunidad de gente pacífica y estamos consternados ante este tremendo y terrible crimen que ha ocurrido en nuestro territorio con esta familia alemana y que produce una repulsa enorme", ha declarado el alcalde.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios