Jueves, 28.05.2020 - 00:14 h

Exministro brasileño lamenta el poco compromiso de blancos contra el racismo

Latinoamérica carece de la suficiente movilización de la población no negra para luchar contra el racismo y la discriminación, uno de los principales problemas de fondo que sufre la región, afirmó hoy a Efe el exministro brasileño Juca Ferreira.

México, 2 oct.- Latinoamérica carece de la suficiente movilización de la población no negra para luchar contra el racismo y la discriminación, uno de los principales problemas de fondo que sufre la región, afirmó hoy a Efe el exministro brasileño Juca Ferreira.

Ferreira, de 62 años, el último ministro de Cultura que tuvo el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, es embajador especial para la conmemoración del Año Internacional de los Afrodescendientes, cargo para el que fue nombrado por la Secretaría General Iberoamericana.

El exministro brasileño, en una entrevista con Efe, hizo un repaso de la situación de la región en cuanto a la discriminación racial y cómo se está trabajando para superar problemas que se arrastran desde hace siglos.

Latinoamérica, agregó Ferreira, "tal vez sea la única región del mundo que está combinando desarrollo democrático y económico, inclusión de millones de personas y un proceso cultural para asumir la diversidad como un patrimonio".

Pero, según el exministro, de visita en México, a pesar de que esos esfuerzos se realizan en el nivel internacional y en el local, hay cierto rezago en la sensibilización de la población blanca.

"En Latinoamérica está faltando la movilización de la parcela no negra en la lucha contra la discriminación. Toda lucha contra el racismo está basada básicamente en los que sufren el racismo", precisó.

Ferreira está volcado en la organización de la cumbre sobre el Año Internacional de los Afrodescendientes que se celebrará en Salvador de Bahía el 17 y 18 de noviembre próximo y que quiere reunir a jefes de Estado y otros representantes procedentes de Iberoamérica, África y el Caribe.

Esa cumbre, dijo, tendrá una "idea madre": "el racismo es inaceptable, es posible enfrentarlo y extinguirlo, es necesario contrarrestar toda política de discriminación y también políticas que creen sociedades iguales".

El exministro habló concretamente de la situación en Brasil, el país americano con el mayor número de africanodescendientes, donde las políticas de integración han tenido retrasos históricos, lo que ha creado "un nivel de exclusión muy grande".

"Brasil ha superado su complejo de inferioridad, y estamos viviendo un proceso cada vez más intenso para formar una sociedad mestiza", agregó.

Brasil, añadió, "tiene problemas del siglo XIX, está conviviendo con los problemas del siglo XX y ya estamos teniendo que enfrentar problemas del siglo XXI, y todo esto, mezclado, es mucho para un país, es mucho para la élite política, pero de alguna manera de ahí está saliendo algo muy positivo".

Aunque muchas de las soluciones para luchar contra la discriminación se deben aplicar a nivel nacional, Ferreira dijo que la comunidad internacional "debe crear el ambiente", y puso el ejemplo de Brasil.

"Si no fuera por la sensibilización de la ONU y de la comunidad internacional, nosotros estaríamos más atrasados en cuanto a la sustentabilidad de nuestra sociedad y de nuestra economía", añadió.

En este año de sensibilización internacional contra la discriminación, Ferreira se mostró a favor de que en la reunión de Bahía se pueda llegar a un compromiso internacional en ese campo con una validez de diez años.

"Tenemos una nueva realidad, la posibilidad de que se hagan instrumentos legislativos y se reafirmen los fundamentos contra la discriminación", insistió.

Se trata, recordó, de una batalla universal para un problema que ha surgido al comienzo de cualquier sociedad.

"El hombre tiene miedo del otro. Siempre que el otro se presenta, al margen de las condiciones en que sea, hay posibilidad de racismo en una nación", agregó Ferreira.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING