Sábado, 18.08.2018 - 18:35 h
Caso Gabriel Cruz

Gabriel Cruz se suma a la larga lista de niños asesinados por familiares

Asunta Basterra, los hermanos Bretón, Montse Fajardo...la lista de infanticidios en España crece cada año.

El padre de Gabriel Ruiz y su pareja, Ana.
El padre de Gabriel Ruiz y su pareja, Ana, presunta asesina de Gabriel Cruz.

El caso de Gabriel Cruz, hallado muerto tras doce días de búsqueda en el maletero del coche de la pareja del padre, no es el primero en el que los familiares son inculpados. Tristemente, la historia de la desaparición del pequeño de 8 años engrosa una lista de menores de corta edad que desaparecen y son posteriormente hallados muertos en España.

Montse Fajardo, celos familiares

El año 2002 desapareció también en Almería la niña de etnia gitana Montse Fajardo, de 7 años. El cadáver fue encontrado en una caja de cartón en la barriada de Piedras Redondas tras haber sido asesinada por varios familiares que fueron condenados. Una prima de 10 años declaró durante la investigación ante el juez y el fiscal de menores que estaba presente cuando se cometió el asesinato. Juana Santiago, tía de Montse, se convirtió en la principal acusada tras las declaraciones de los padres de la víctima, ya que esta sentiría al parecer celos hacia la pequeña víctima, porque acaparaba la atención de la familia y consideraba que una hija suya de 10 años de edad quedaba por ello marginada.

Erika A., el continuo maltrato

Cuatro años tenía la pequeña Erika cuando desapareció en mayo de 2003 en O Carballino (Orense). Su cadáver fue hallado en un camión de basura apenas unas horas después de perderse su rastro. En enero de 2006, la Audiencia Provincial de Ourense condenó a la madre de la pequeña a 36 años de cárcel -rebajados posteriormente a 21- y a su excompañero sentimental a 34, por delitos de maltrato continuado y, en el caso del segundo, por agresión sexual.

Los hermanos Bretón

En octubre de 2011, desaparecieron igualmente los hermanos Bretón, de 6 y 2 años. El padre, José Bretón, afirmó que los había perdido de vista "un momento" cuando jugaban en el Parque Cruz Conde de Córdoba. Análisis antropológicos demostraron posteriormente que los pequeños fueron quemados en una finca propiedad del padre, quien en julio de 2013 fue condenado a 40 años de prisión por el asesinato de sus dos hijos.

Asunta Basterra

2013 fue el año en el que la pequeña Asunta Basterra, de 12 años y vecina de Santiago de Compostela desapareció. Sus padres adoptivos denunciaron lo ocurrido y su caso también fue objeto de una gran cobertura mediática. El 12 de noviembre de 2015, la Audiencia Provincial de A Coruña condenó a los progenitores a dieciocho años de prisión por asesinato, con la agravante de parentesco. Pese a que nunca se aclaró el móvil del asesinato, se especuló con que la niña podría haberse convertido en una molestia para los padres o en posibles celos del padre hacia la madre.

Alejandro, asesinado por la expareja de la madre

Tres años tenía el pequeño que desapareció el 8 de febrero de 2015 en la localidad malagueña de Rincón de la Victoria (Málaga), horas antes de ser localizado su cadáver en una balsa de agua en los Montes de Málaga. Condenado por estos hechos fue un hombre, expareja de la madre, que confesó que dejó ahogarse al menor tras un desencuentro con su progenitora.

Dos menores de 8 y 13 años fueron encontrados muertos en un incendio en la habitación de una vivienda de Getafe (Madrid), en la que se encontraban solos y encerrados. Poco después de identificaba que el cadáver encontrado en la estación de cercanías de Getafe Industrial arrollado por un tren era el del padre de los niños, de 46 años e identificado con las iniciales A.G.L. Todo apunta a que el padre se suicidó tras acabar con la vida de los pequeños.

El incendio de Getafe

Gabriel Cruz se suma a la larga lista de niños asesinados por familiares

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios