Jueves, 15.11.2018 - 01:42 h
Lo confirman fuentes policiales

Identifican al hombre que difundió fotos y datos de la víctima de 'La Manada'

El tribunal que juzgó los hechos, ocurridos en los Sanfermines de 2006, no incluyó en la sentencia ningún dato personal de la joven.

Los miembros de La Manada acuden a firmar a los juzgados de Sevilla
Los miembros de La Manada acuden a firmar a los juzgados de Sevilla. / Ep

El juzgado tiene ya la identidad del hombre que difundió la fotografía y datos personales de la víctima de la Manada después de que agentes de la Unidad Central de Ciberdelincuencia de la Policía Nacional lograran identificarlo, han confirmado fuentes policiales.

Se trata, según publica la página digital de El Periódico, de un hombre de 40 años, que se hace llamar Eric, residente en Barcleona, seguidor de la Legión y que usó el wifi de una vecina para conectarse y humillar a la joven. Las fuentes policiales han confirmado que este hombre fue identificado hace mucho tiempo y que nada más comprobar que había sido él, los agentes dieron cuenta al juzgado de Madrid que lleva el caso de los resultados de sus pesquisas pero no detuvieron al sospechoso.

El tribunal que juzgó los hechos, ocurridos en los Sanfermines de 2006, no incluyó en la sentencia ningún dato personal de la joven que fue agredida sexualmente por cinco hombres, a los que se condenó a 9 años de cárcel. Poco después de hacerse pública la sentencia, la joven denunció la difusión de datos personales y mensajes amenazantes en medios de comunicación digitales y redes sociales.

Boza será juzgado por robo

El juez ha abierto juicio oral contra Ángel Boza, uno de los cinco miembros de La Manada, por robo con violencia de unas gafas de sol y lesiones a un guardia de seguridad, al tiempo que lo mantiene en prisión. Así lo ha decretado el titular del Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla en el auto de apertura de juicio oral contra Boza, que, tras ser puesto en libertad bajo fianza a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Navarra resolviera los recursos sobre su condena por los abusos sexuales junto al resto de La Manada, volvió a prisión por robar unas gafas de sol en un centro comercial de Sevilla el pasado 1 de agosto.

La defensa ha solicitado reiteradamente su puesta en libertad, si bien en el auto de apertura de juicio oral, el juez ha vuelto a ratificar su permanencia en prisión al no ver modificadas las circunstancias que le llevaron a dictar esta medida cautelar el pasado agosto, esto es, la existencia de riesgo de fuga "teniendo en cuenta la naturaleza del presunto delito cometido, la pena que pudiera corresponderle, las circunstancias del hecho y antecedentes del investigado". Además, en el auto, el juez Juan Gutiérrez Casillas impone a Boza una fianza de 594,32 euros para asegurar las "responsabilidades pecuniarias" que puedan serle impuestas en el juicio por el robo de las gafas de sol, que se celebrará en el Juzgado de lo Penal que por reparto corresponda.

El fiscal pide cuatro años de prisión y una multa de 300 euros para Boza, mientras que la defensa solicita la absolución al no considerar los hechos como un robo con violencia ni lesiones, sino como un hurto reconocido por el acusado al que le fueron requisadas las gafas de sol cuando fue interceptado por una patrulla de la Policía Local en su huida.

Ahora en Portada 

Comentarios