Miércoles, 19.02.2020 - 00:00 h

Indígenas de la Amazonía boliviana reanudarán marcha cuando baje la tensión

Los indígenas que protestan en la Amazonía de Bolivia para rechazar la construcción de una carretera que dividirá un parque natural dijeron hoy que reanudarán su caminata cuando baje la tensión provocada en la víspera por la retención por horas del Canciller del país, David Choquehuanca.

La Paz, 25 sep.- Los indígenas que protestan en la Amazonía de Bolivia para rechazar la construcción de una carretera que dividirá un parque natural dijeron hoy que reanudarán su caminata cuando baje la tensión provocada en la víspera por la retención por horas del Canciller del país, David Choquehuanca.

El dirigente de la protesta indígena Fernando Vargas expresó hoy esa posición, mientras el presidente Evo Morales volvió a defender en un discurso la polémica carretera con el argumento de que será parte de un ruta bioceánica que pasará por "toda la zona amazónica".

Vargas, presidente del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), que será el parque afectado por el camino, dijo a Efe que los indígenas han ratificado este domingo su objetivo de avanzar cerca de 30 kilómetros más, hasta el pueblo de Quiquibey, donde están dispuestos a dialogar nuevamente con el Ejecutivo, pero están a la esperan de que baje la tensión en la zona.

Los indígenas superaron el sábado una barrera policial cuando un grupo de mujeres obligó a Choquehuanca, de la etnia aimara, a ponerse al frente de la marcha, lo que provocó que el Gobierno hable del "secuestro", aunque el Canciller no usó ese término.

Además del Canciller, fueron retenidos el viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales, César Navarro, y un jefe policial, si bien fueron liberados cuando llegaron cerca del pueblo de Yucumo, cuyo acceso todavía está bloqueado por centenares de agentes y campesinos y productores de coca seguidores de Morales.

"Nuestro objetivo es llegar a Quiquibey, allá será el diálogo. No podemos dialogar acá porque hay policías y cocaleros atrincherados", dijo Vargas, que está en un campamento instalado cerca de Yucumo.

En medio de las duras críticas de sus colegas contra los incidentes del sábado, el Canciller también se mostró partidario de permitir que la marcha siga hasta La Paz, aunque apuntó que es una decisión que debe ser analizada por todo el Ejecutivo.

La protesta indígena, que cumplió este domingo 41 días, rechaza la construcción de la carretera financiada por Brasil alegando que permitirá la depredación de los bosques y la invasión del Tipnis por productores de coca, base para la fabricación de la cocaína.

El presidente Morales lidera las seis federaciones de productores de coca de la zona Chapare, aledaña al Tipnis.

El mandatario defendió hoy en un discurso la construcción del camino al explicar que unirá los departamentos de Cochabamba (centro) y Beni (noreste), integración que será parte de un corredor bioceánico que pase por toda la Amazonía, al unir zonas de Brasil con Perú, a través de Bolivia.

Morales tiene previsto visitar en las próximas horas el Tipnis para reunirse con los dirigentes campesinos y productores de coca afines que respaldan el proyecto caminero.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, insistió hoy en pedir a los dirigentes indígenas una "reflexión" sobre el conflicto porque en su criterio se está "desbordando" y volvió a invitarles a dialogar en La Paz con el presidente Morales.

Hasta ahora, fracasaron ocho intentos de diálogo para solucionar el conflicto debido a que los indígenas insisten en que se frenen las obras de la carretera, lo que el Gobierno rechaza de plano.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING