Viernes, 22.03.2019 - 22:28 h
Pese a las evidentes discrepancias

JxCat y ERC llegan a un acuerdo en el último momento sobre el voto delegado

La Mesa del Parlament  avala el acuerdo entre ambas formaciones y desoye a los letrados, que manifestaron que no "subsana los errores que existían".

Pleno del Parlament
El pleno del Parlament se encuentra paralizado hasta el momento. / EUROPA PRESS

JxCat y ERC han alcanzado un acuerdo sobre el voto delegado de los diputados suspendidos por el Tribunal Supremo, según han explicado fuentes parlamentarias tras la reunión al más alto nivel que se ha celebrado en el despacho del president de la Generalitat, Quim Torra en el Parlament. Esa larga reunión ha vuelto a poner de manifiesto las diferencias cada vez más palpables entre las dos principales formaciones del bloque independentista, que ya quedaron patentes tras el ultimátum de Torra al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La Mesa del Parlament ha avalado el acuerdo pese a la negativa de los letrados.

El acuerdo pasa por que los cuatro diputados de JxCat afectados -Carles Puigdemont, Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull- registren un escrito individual en el que avalen el documento que a su vez ha presentado esta mañana el portavoz de su grupo, Albert Batet, anunciando que "continuará votando en representación" suya e invocando la delegación de voto que ya ejercían desde la primavera.

El presidente del Parlament, Roger Torrent, ha dado hoy por buena la fórmula pactada por JxCat y ERC para la votación de los diputados procesados, pese a las reticencias que han expresado los letrados de la Cámara catalana y la oposición de Ciudadanos y PSC. En la reunión de la Mesa del Parlament, la mayoría de cuatro miembros JxCat y ERC en este órgano, incluido Roger Torrent, ha validado el acuerdo entre las dos formaciones independentistas, mientras que Cs y PSC han presentado una petición de reconsideración para que la Mesa rectifique y deniegue la tramitación de los escritos. Una petición que tiene que ser valorada de nuevo por la Mesa de la Cámara, lo que ha provocado la suspensión del Pleno.

Al salir de la reunión en el despacho de Torra, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha confirmado que efectivamente JxCat y ERC han alcanzado un acuerdo, que permitirá celebrar la tercera y última sesión del Debate de Política General, en la que se votarán las propuestas de resolución de los grupos parlamentarios, un pleno que debería haber empezado a las 12.00 horas pero que se ha tenido que aplazar ante las discrepancias entre los socios del Govern. Antes de que se reanude el pleno, el acuerdo entre JxCat y ERC deberá pasar primero el examen de la Mesa del Parlament y de los letrados, una vez los diputados afectados hayan enviado sus respectivos escritos.

Previamente, los letrados del Parlament habían avisado a JxCat de que el escrito de Batet no era suficiente, sino que sus cuatro diputados suspendidos debían entrar un escrito firmado por cada uno de ellos en el que designasen explícitamente a un sustituto o, de lo contrario, sus votos no se podrían contabilizar en el plenario. La tensión entre los dos principales grupos soberanistas de la cámara catalana había ido en aumento después de que ayer los letrados del Parlament advirtieran a JxCat de que no contabilizarían los votos de Puigdemont, Sànchez, Turull y Rull si no emitían un escrito a la Mesa para designar a un miembro de su grupo para que ejerza temporalmente sus funciones.

El portavoz de JxCat, Albert Batet, ha registrado esta mañana un escrito en el que comunicaba a la Mesa que "continuará votando en representación" de los cuatro diputados afectados, después de que el Parlament votara el pasado martes un dictamen que rechaza las suspensiones anunciadas por el Supremo. Sin embargo, fuentes cercanas a Torrent explicaban que este escrito contenía un "error de base", ya que eran los propios diputados afectados quienes debían dirigir a la Mesa un documento en el que comunicasen que Batet o cualquier otro diputado de su grupo votará en representación suya.

Tras el aviso de Torrent, se han sucedido los encuentros al más alto nivel en el despacho del presidente de la Generalitat en el Parlament, con los pesos pesados de JxCat y ERC, incluidos Torra y Torrent. En plena pugna entre JxCat y ERC en el Parlament, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha lanzado un mensaje en Twitter en el que dejaba claro que no estaba dispuesto a asumir las consecuencias de la suspensión planteada por el Supremo. "El pleno del Parlament es soberano, y ha decidido no suspendernos. Nosotros ejerceremos por la vía más útil nuestros derechos. Somos diputados a todos los efectos de acuerdo con la ley que regula el funcionamiento del Parlament", ha subrayado.

Ahora en Portada 

Comentarios