Lunes, 21.01.2019 - 19:47 h
Debate sobre la doble tributación

Montero estudia poner un impuesto a los beneficios repatriados por las empresas

El Gobierno trabaja en un sistema similar al francés para que una parte de los dividendos recibidos de filiales foráneas también se graven en España

María Jesús Montero durante el debate de los Presupuestos en el Senado
Montero quiere acabar con la exención de beneficios de las empresas en el exterior. /  Ep

El Gobierno está negociando establecer un porcentaje mínimo de tributación de los beneficios que las empresas obtienen en otros países, que actualmente cuentan con una exención del 100%. Así lo ha asegurado este jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, poco antes de comparecer en la Comisión de Hacienda del Senado para informar sobre las líneas generales y objetivos de su Ministerio, en donde confirmó que hay un "debate" para limitar la exención por doble imposición sobre los beneficios empresariales obtenidos en el exterior.

Ese debate se centra en dos cuestiones fundamentales: la fijación de un impuesto mínimo sobre los dividendos recibidos de fuente extranjera, que actualmente disfrutan de una exención total sobre la base de que ya pagan impuestos en origen, y la posibilidad de aplicar un suelo de tributación sobre "aquello que tiene fiscalidad ya en los países donde se ha producido actividad o donde se ha exportado". "Vamos a utilizar el mismo parámetro que Francia o Alemania, para que haya un porcentaje mínimo de doble imposición que tribute en el país de origen", ha especificado la ministra de Hacienda.

Igualmente, Montero destacó que el Gobierno está trabajando en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019 que permitan la "recuperación de los derechos", por lo que ha afirmado que no hay "absolutamente nada de verdad" en un posible adelanto electoral.

"No contemplo la posibilidad de que no haya PGE", aseveró Montero, quien espera que prospere una iniciativa política que beneficie a las nuevas cuentas públicas. De hecho, recordó que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha trasladado que salvo que tuviese "dificultades" para sacar adelante iniciativas políticas, "continuará con el trabajo" y, por consiguiente, con la legislatura.

Esperar que el PDeCAT haya "reflexionado"

Asimismo, Montero confía en que el PDeCAT haya "reflexionado" tras las declaraciones "tan desafortunadas y fuera de lugar" del presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien dio un ultimátum al Ejecutivo para que convoque un referéndum soberanista en un mes, y haya dilucidado sobre si "realmente quiere apostar porque la calidad de vida de los catalanes se pueda beneficiar con la presentación de las cuentas públicas".

A este respecto, recordó que los PGE suponen una "apuesta" por la Sanidad, la Educación, la dependencia y las inversiones, por lo que defendió que "se tiene que mantener al margen de aspiraciones ideológicas que cualquier partido tenga".

"No se podría explicar que partidos de Cataluña no apoyen unas cuentas públicas que son buenas para los catalanes, da igual que sean independentistas o no los receptores. Lo bueno es que beneficia a todos", apostilló.

La ocultación de vivienda de Celaá

Por otra parte, preguntada sobre las informaciones publicadas por 'OKdiario' que apuntan a que la ministra de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, habría ocultado un inmueble de lujo de más de 1,5 millones de euros en su declaración oficial de bienes, Montero ha dicho que no "le consta".

"No me consta que haya ocurrido eso, imagino que ella responderá a esa pregunta, pero no me consta que sea verdad", respondió.

Ahora en Portada 

Comentarios