Jueves, 24.05.2018 - 17:46 h
Las vías estarán soterradas

La alta velocidad llegará a Bilbao en 2023 con un coste de 730 millones de euros

La nueva estación de Abando estará soterrada y tendrá conexión directa con el metro de Bilbao y una estación de autobuses. 

Imagen de Bilbao.
Imagen de Bilbao.

El tren de alta velocidad llegará soterrado a la nueva estación bilbaína de Abando en el año 2023, tras unas obras con un coste estimado actualmente en 730 millones de euros, ha anunciado hoy el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.

En un acto en el Ayuntamiento de Bilbao junto al alcalde, Juan Mari Aburto, y la consejera vasca de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, el ministro de Fomento ha dado a conocer el proyecto acordado entre las tres instituciones para dar una solución técnica "definitiva" a la llegada del TAV a la capital vizcaína.

Se trata del "mayor proyecto de conectividad ferroviaria en Bilbao para los próximos 100 años", ha subrayado el alcalde tras calificar de "apasionante" e "histórico" este día en el que se ha presentado el proyecto de acceso del TAV.

De acuerdo con los planes dados a conocer hoy, el tren de alta velocidad accederá a Bilbao a través de un túnel de 6,2 kilómetros y llegará a una nueva estación de Abando que tendrá dos niveles, uno para los trenes de cercanías y otro para los de largo recorrido, además de los servicios de alta velocidad.

Además, en una estación que será "absolutamente intermodal", según ha explicado la consejera Tapia, habrá una conexión directa con el Metro de Bilbao y un intercambiador de autobuses, además de un aparcamiento de 550 plazas y una zona de taxis.

Los Gobiernos central y vasco y el Ayuntamiento de Bilbao han consensuado esta solución un año después del acuerdo inicial alcanzado para que la llegada del TAV a la capital vizcaína se hiciera de forma soterrada.

El ministro ha adelantado que, una vez que las administraciones han acordado esta solución técnica, que ha definido como "enormemente compleja", la ingeniería Ineco, dependiente del Ministerio de Fomento, realizará el estudio informativo del proyecto, que se espera terminar el próximo mes de noviembre, antes de someterlo a exposición pública.

Con ello, que supone un "retraso sobre las previsiones iniciales", se espera que el estudio informativo quede aprobado definitivamente en el verano de 2019, tras lo que se efectuará el proyecto final.

Ha indicado que el coste estimado para todo el proyecto, tanto del acceso del tren a la ciudad como de la construcción de la nueva estación, es de 730 millones de euros, aunque ha precisado que se trata de una cifra "orientativa".

Ahora en portada

Comentarios