Lunes, 23.07.2018 - 11:40 h
'Operación Zerga' 

La Guardia Civil se incauta de bienes de etarras para indemnizar a las víctimas

La operación denominada Zerga ha requisado ya cuatro coches y prevé incautar pisos y cuentas corrientes.

Un furgón de la Guardia Civil entra en la Audiencia Nacional donde hoy tiene lugar la undécima y previsiblemente última jornada del juicio contra los ocho presuntos agresores de dos guardias civiles en Alsasua (Navarra),
Un furgón de la Guardia Civil  / EFE

La Guardia Civil está desarrollando una operación en la que se ha incautado hasta el momento de al menos cuatro vehículos pertenecientes a miembros de ETA condenados por los tribunales, con el fin de recaudar fondos para indemnizar a víctimas del terrorismo.

En el marco de esta operación, denominada "Zerga" (impuesto en euskera), en la que también se prevé la incautación de pisos y cuentas corrientes para asegurar la responsabilidad civil establecida en las sentencias, agentes de la Guardia Civil se han incautado esta mañana de un vehículo Toyota RAV4 propiedad de Roberto Carlos Vecino Santamaría, que estaba aparcado en el polígono industrial Beurko de Barakaldo (Bizkaia).

La Jefatura de Información (UCE1) y los grupos de información del País Vasco y Navarra desarrollan esta operación para la incautación de bienes relacionados con delitos de terrorismo en colaboración con el Servicio Común de Ejecutorías de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, según las mismas fuentes.

Zoido: "Se seguirá persiguiendo a los terroristas"

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha afirmado que esta operación demuestra la continuidad de la lucha antiterrorista a la que se ha comprometido el Gobierno tras el anuncio de disolución de la banda.  "Las fuerzas y cuerpos de seguridad continuarán persiguiendo a los terroristas, allá donde se encuentren", ha enfatizado el ministro tras presentar en la Playa de Palma el Plan Turismo Seguro 2018.

Zoido ha hecho hincapié en que con la incautación de vehículos y el embargo de cuentas e inmuebles las Fuerzas de Seguridad, bajo la dirección de la Audiencia Nacional, continúan su labor de combatir el terrorismo etarra, que también consiste en asegurar el resarcimiento de sus víctimas de acuerdo a las sentencias judiciales.

El escrito en el que pedían disculpas... pero no a todos

En el escrito enviado, la banda terrorista hablaba de un "sufrimiento desmedido" con "muertos, heridos, torturados, secuestrados o personas que se han visto obligadas a huir al extranjero" y reconoció "la responsabilidad que ha adquirido en ese dolor", porque "nada de ello debió producirse jamás o no debió prolongarse tanto en el tiempo".

"Somos conscientes de que en este largo periodo de lucha armada hemos provocado mucho dolor, incluidos muchos daños que no tienen solución. Queremos mostrar respeto a los muertos, los heridos y las víctimas que han causado las acciones de ETA, en la medida que han resultado damnificados por el conflicto. Lo sentimos de veras", dice la banda terrorista, que el 5 de mayo tiene previsto un acto en Francia para escenificar la disolución definitiva.

El comunicado decía además, que "a consecuencia de errores o de decisiones erróneas, ETA ha provocado también víctimas que no tenían una participación directa en el conflicto" dentro y fuera del País Vasco.

La Guardia Civil se incauta de bienes de etarras para indemnizar a las víctimas

Ahora en portada

Comentarios