Domingo, 21.10.2018 - 04:22 h
Muerte de una familia en Tenerife

La investigación del suceso de La Orotava se inclina hacia violencia machista

Quedan descartadas otras hipótesis que hasta ahora se barajaban como un pacto entre la pareja para suicidarse.

Orotava
Orotava / EFE

La línea de investigación del suceso ocurrido este lunes en una vivienda de La Orotava (Tenerife) donde fueron descubiertos los cadáveres de una pareja y sus dos hijas se inclina hacia un posible caso de violencia machista, aunque todavía con reservas.

Fuentes judiciales han indicado que los resultados preliminares de las autopsias y otras pesquisas realizadas por la Guardia Civil llevan a los investigadores a pensar que se trata de un caso de violencia familiar (dirigida contra la mujer y las niñas). Las fuentes han señalado que, en principio, quedan descartadas otras hipótesis que hasta ahora se barajaban como un pacto entre la pareja para suicidarse.

Los cadáveres fueron hallados el pasado lunes en el domicilio ubicado en la calle Cruz de los Martillos en el que residía la pareja, una mujer de 40 años y un hombre de 46, y las dos niñas, de 3 y 5 años. En el domicilio se encontró una nota escrita por el hombre, que al parecer fue el último en morir, pero cuyo contenido no aclara nada respecto a cómo fueron las muertes.

El Ejecutivo canario atribuyó anoche el suceso a un caso de violencia machista mientras que la Delegación del Gobierno indicaba que no había una confirmación oficial al respecto. En un comunicado, el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad, José Miguel Barragán, trasladó sus condolencias a la familia y reafirma el compromiso y apoyo del Ejecutivo canario a las víctimas de todas y cada una de las manifestaciones de la violencia machista.

El Ejecutivo canario considera en la nota que es absolutamente indispensable mostrar la repulsa social e institucional, unidad y colaboración, así como tolerancia cero hacia los agresores para poner fin a la violencia de género. "Una terrible lacra social que debilita los pilares de nuestro sistema político y nuestra convivencia cotidiana, y que se fundamenta en una consideración desigual y desequilibrada de las relaciones de poder entre hombres y mujeres, prejuicios sexistas, y actitudes discriminatorias en los más variados aspectos", remarca Barragán.

Ahora en Portada 

Comentarios