Miércoles, 20.03.2019 - 04:40 h
Mientras se resuelven los recursos

Acuden a firmar al juzgado de Sevilla los integrantes de 'La Manada'

La Audiencia Provincial de Navarra permitió que abandonaran las cárceles en las que se encontraban tras pagar una fianza de 6.000 euros.

José Ángel Prenda en el juzgado de guardia de Sevilla
'La Manada' acude al juzgado de guardia. / EFE

Alfonso Jesús Cabezuelo, de 27 años, ha sido el primero de los componentes de La Manada que se ha presentado este lunes ante al juzgado de guardia de Sevilla, uno de los requisitos impuestos por la Audiencia Provincial de Navarra que les permitió abandonar la cárcel bajo fianza el pasado viernes.

El joven ha acudido sobre las 9:00 horas al edificio judicial, donde ha permanecido unos diez minutos, ante la atenta mirada de los numerosos periodistas que hacen guardia para informar sobre la personación de los cinco jóvenes del grupo. Tras presentarse en el juzgado, el joven ha sido recogido en el aparcamiento aledaño y se ha marchado en una motocicleta.

Sobre las 10:45 se personaba otro de los integrantes del grupo, José Angel Prenda, conocido como ‘el Prenda’, vestido con un polo azul marino de rayas, un pantalón corto y unos zapatos deportivos, donde ha estado apenas cinco minutos en el juzgado, y ha salido hasta los aledaños del edificio donde le esperaba otro joven, que lo ha trasladado en moto. 

A su llegada en solitario a los juzgados no ha querido responder a ninguna de las preguntas de los periodistas que le esperaban y llevan días montando guardia en el exterior de su domicilio. Este domingo reaccionaba ante estos: "¿No os vais a cansar, de verdad? Qué pasada". Desde que llegaron a sus casas se han mantenido prácticamente sin salir, evitando el contacto con la prensa y teniendo a su abogado como único enlace con el exterior, aunque en una ocasión ha declarado que "el recibimiento de la gente ha sido increíble".

Una hora más tarde llegaba en moto Ángel Boza, con polo azul y gafas de sol, quien tampoco se ha prestado a dar declaraciones ante los medios a su llega a firmar a los juzgados. Boza siempre fue el sujeto suelto del grupo ya que no formaba parte de La Manada antes del viaje a Pamplona donde ocurrieron los hechos.

El guardia civil Antonio Manuel Guerrero, quien según su abogado ha decidido pasar unos días "tranquilo" por lo que va a "respetar su intimidad para que se encuentre bien y recuperado", acudía también sobre las 12:30 y con la misma actitud que el resto de los condenados: no decir ni una palabra.

El último en acudir a su primera visita a los juzgados ha sido Jesús Escudero, el peluquero del grupo, sin gafas a diferencia del resto pero que al igual que los otros integrantes de 'La Manada' ha optado por no responder a ninguna de las preguntas de los medios que esperaban su llegada.

Los condenados por abuso sexual en grupo en los Sanfermines de 2016 deben presentarse este lunes, en una hora no definida, en el juzgado de guardia de Sevilla por primera vez desde que dejaron la prisión. Los cinco deberán comparecer cada lunes, miércoles y viernes ante el juzgado de guardia de su residencia y cuantas veces fueren llamados por la Audiencia de Navarra, así como comunicar cualquier cambio de domicilio o teléfono, con advertencia expresa de que en el caso de no ser localizados en tales domicilios de inmediato se expedirá la correspondiente requisitoria.

También se fija para ellos la prohibición de salir del territorio nacional sin autorización judicial, con obligación de hacer entrega del pasaporte de que disponga ante el tribunal dentro de los cuatro días siguientes a su puesta en libertad, así como la prohibición de obtenerlo en el futuro. De la misma manera, les impone la prohibición de entrar en la Comunidad de Madrid y la prohibición de comunicación con la víctima.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Navarra permitió que abandonaran las cárceles en las que se encontraban tras pagar una fianza de 6.000 euros mientras se resuelven en el Tribunal Superior de Justicia navarro los recursos que todas las partes del proceso presentaron contra la sentencia inicial que los condenó a nueve años de prisión por abusar en un portal de una joven de 18 años.

Ahora en Portada 

Comentarios