Viernes, 23.08.2019 - 20:39 h
Las hipotecas se abaratan un 5,8% con la norma

La entrada de la Ley Hipotecaria hunde un 21% el volumen de créditos firmados

En junio se firmaron préstamos destinados a la compra de viviendas por un importe de 3.382 millones de euros, frente a los 4.265 millones de mayo.

El Banco de España constata la reducción de la deuda privada
La entrada de la Ley Hipotecaria hunde un 21% el volumen de créditos firmados. / EP

La entrada en vigor de la Ley de Crédito Inmobiliario el pasado 16 de junio paralizó durante unos días el mercado hipotecario español, tal y como reflejan los datos que acaba de hacer públicos el Banco de España, que muestran que el volumen de concesión de hipotecas se hundió en 883 millones de euros (-21%) en junio a consecuencia de la nueva regulación.

En concreto, en junio se firmaron préstamos destinados a la compra de viviendas por un importe de 3.382 millones de euros, frente a los 4.265 millones de mayo. Es el nivel más bajo desde el pasado enero y supone el peor dato de un mes de junio desde 2015. ¿El motivo? Los plazos que exige la nueva ley a la hora de firmar las hipotecas para asegurar que el cliente a entendido todas las cláusulas del contrato.

Y es que la Ley Hipotecaria, como se conoce popularmente la norma, exige que pasen al menos diez días naturales desde que el banco entrega al cliente la documentación precontractual de la hipoteca hasta que se produce la firma, condición que ha provocado un 'impasse' en el mercado que ha tenido reflejo en los datos del Banco de España.

El propio consejero delegado de Bankia, José Sevilla, reconocía esta misma semana que el volumen de hipotecas concedidas por su entidad  que dirige se había visto afectado en 100 millones de euros por la nueva ley, aunque no mostró excesiva preocupación sobre el tema, ya que, según explicó, el importe se recuperaría en los meses posteriores a la entrada en vigor de la norma.

Sea como fuere, la ralentización se ha producido en un momento en el que la concesión de hipotecas estaba demostrando una extraordinaria fortaleza en España. Pese a la 'parálisis' de junio, el acumulado en los seis primeros meses del ejercicio (22.095 millones) es ligeramente superior al registrado en 2018, que fue un año récord en cuanto a la firma de créditos para la compra de viviendas.

Las hipotecas se abaratan un 5,8% con la nueva Ley

Los datos de junio también revelan que, con la entrada en vigor de la nueva legislación, se ha avivado la guerra hipotecaria entre los bancos, que una vez que tienen las reglas del juego claras han aprovechado para reducir en 14 puntos básicos (-5,8%) el tipo de interés medio al que concedieron este tipo de créditos, que en junio se situó en el 2,26% TAE, el nivel más reducido desde septiembre, el mes anterior al lío del Tribunal Supremo con el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

Además del menor precio al que los bancos comercializaron las hipotecas, lo cierto es que los clientes ya no tienen que asumir los gastos asociados a la constitución del préstamo, lo que pone de manifiesto que los créditos destinados a la adquisición de viviendas son claramente más baratos tras la entrada en vigor de la nueva ley, aunque el anuncio del BCE de comienzos de junio sobre posibles nuevas bajadas en el precio del dinero, con la consecuente caída del Euríbor, también ha influido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios