Miércoles, 22.05.2019 - 09:27 h
JxCat lo denunciará ante la Fiscalía

Lío en Coripe por la quema y fusilamiento de un muñeco de Puigdemont

El municipio sevillano celebra cada año la fiesta de la Quema del Judas, en la que el expresidente catalán ha sido protagonista involuntario. 

La figura que representaba a Puigdemont en la fiesta. / Twitter
La figura que representaba a Puigdemont en la fiesta. / Twitter

La celebración de la fiesta de la Quema del Judas en Coripe (Sevilla) este domingo ha sido polémica por el protagonismo involuntario de Carles Puigdemont. La recreación de una figura con la cara del expresidente catalán fue quemada en una fiesta considerada Interés Turístico Nacional. La representación, sin embargo, no ha sentado bien al propio Puigdemont, ni a los partidos independentistas y Junts Per Catalunya ha asegurado que lo llevará a la Fiscalía.

Cada Domingo de Resurrección este municipio sevillano celebra la tradición del 'Judas', una cita en la que se recrea el Huerto de los Olivos por el que pasa la procesión del Cristo Resucitado organizada por la Parroquia de San Pedro y, una vez finalizada es cuando tiene lugar la quema del Judas, cada año representado por una figura ejemplo "de lo negativo para la sociedad".

La figura con la imagen del expresidente catalán lucía su típico peinado, traje oscuro, un lazo amarillo y una estelada como capa, y fue quemada tras ser tiroteada ante los vítores de la gente que llenaba la plaza del pueblo. El vídeo ha sido compartido por varios políticos independentistas que han criticado que "un pueblo de España gobernado por el PSOE" permita estas actuaciones. 

El propio Puigdemont ha acusado al PSOE de "participar en un acto de odio" y ha asegurado, a través de su Twitter, que "no ha sido ninguna anécdota, ni obra de una minoría. Ha sido una actividad oficial, amparada por las autoridades socialistas locales".

El presidente catalán Quim Torra ha anunciado que denunciarán lo sucedido. "Sencillamente, hórrido. Asco extremo. Intolerable. Lo denunciaremos", ha destacado en un mensaje en su cuenta de Twitter. Igualmente JxCat ha anunciado que llevarán lo ocurrido a la Fiscalía y ha exigido al presidente del Gobierno y candidato del PSOE a las generales, Pedro Sánchez; al candidato del PP, Pablo Casado, y al de Cs, Albert Rivera, que condenen lo ocurrido en Coripe.

El alcalde de Coripe se defiende

Tras la polémica, Antonio Pérez, alcalde de Coripe, ha defendido la tradicional festividad local asegurando que constituye sólo "una sátira o parodia" y ha defendido que la localidad no está "en contra de los catalanes" ni promueve el odio. "Aquí no quemamos a Cataluña, sino un muñeco de un señor fugado de la Justicia", ha aseverado.

No obstante, ha avisado de que de todos modos, no comprende "la reacción" del expresidente catalán y de Junts per Catalunya. Y es que según avisa, en paralelo, en Cataluña hay quienes "queman banderas de España o fotos del rey"

Es más, el alcalde de Coripe ha asegurado que él mismo es partidario de que se celebre un referéndum en torno a la independencia o no de Cataluña respecto a España y que comprende a los políticos catalanes encarcelados por la consulta celebrada en la citada comunidad autónoma en 2017 al margen de las leyes y la posterior declaración unilateral de independencia, suspendida al momento de ser proclamada. Tales dirigentes independentistas, según ha argumentado el alcalde socialista de Coripe, están "defendiendo" plenamente su posición, mientras Puigdemont actuó a su juicio "como un cobarde" al "fugarse" tras la declaración unilateral de independencia.

Si la Fiscalía acepta la denuncia, no sería la primera vez que Pérez es investigado por esta cuestión. El año pasado la festividad también fue polémica porque la figura elegida para la quema fue Ana Julia Quezada, la asesina confesa del pequeño Gabriel. En esa ocasión Movimiento contra la Intolerancia presentó una querella contra los organizadores por el presunto matiz racista de la fiesta. Sánchez y su concejala de Festejos, Irene García, tuvieron que declarar ante la Fiscalía imputados por un presunto delito de odio, aunque la causa quedó finalmente archivada.

Pintadas en la sede del PSC

La sede del PSC ha amanecido este lunes con pintadas amarillas en las que se puede leer 'Coripe Arde Vergüenza' en referencia al pueblo sevillano. Otra de las pintadas que ha aparecido junto a ese mensaje en las puertas de la sede de los socialistas catalanes es 'PSC calla Iceta baila', y además, han lanzado huevos de pintura sobre la fachada y sobre el lazo morado del 8M que pende sobre ella.

En un apunte en Twitter del secretario de organización, Salvador Illa ha lamentado que se insinúe que el PSC ha callado ante la quema del muñeco en Coripe. "Hemos condenado y seguiremos condenado todos los actos de intolerancia y hoy denunciamos los que hemos sufrido nosotros. Así nos hemos encontrado el casal socialista Joan Reventós esta mañana", ha lamentado. Este domingo, tras trascender las imágenes, la ministra de Política Territorial y candidata del PSC a las generales por Barcelona, Meritxell Batet, condenó en la misma red social "todos los actos de intolerancia que se producen en esta campaña".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios