Viernes, 24.05.2019 - 01:45 h
ERC, JxCAT y CUP votan no a su designación

Los independentistas frenan a Iceta como senador y abren una crisis con el Estado

Los 65 votos de ERC, JxCAT y CUP tumban la designación del líder socialista que solo ha contado con el respaldo de 25 votos.

Miquel Iceta en el Parlament catalán
Los votos independentistas del Parlament bloquean que Iceta sea senador. / EFE

Miquel Iceta no presidirá el Senado. El Parlament de Cataluña ha cerrado la puerta a la designación por la vía autonómica del dirigente socialista como integrante de la Cámara Alta en una votación telemática que ha contado con la oposición de ERC, JxCAT y la CUP.

Los independentistas de la cámara catalana han sumado sus votos (65) para tumbar el paso de Iceta al Senado. El socialista solo ha obtenido el apoyo de su grupo y de Comuns (25 votos), mientras que Ciudadanos y el PP se han abstenido (39 votos).

El Gobierno de Pedro Sánchez había apostado por la figura del catalán para presidir la institución, abriendo así una puerta a la modificación de la financiación autonómica desde el conocimiento que el primer secretario del PSC tiene de la materia.

La votación -que el PSC había solicitado que fuese mediante papeleta y no de forma telemática- de ERC, JxCAT y CUP en contra de la designación como Iceta de senador abre una crisis con el Ejecutivo de Sánchez, que se verá obligado a activar un plan B. Entre las opciones que barajaría el presidente del Ejecutivo podría estar proponer a la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, para el puesto.

"El sectarismo se ha impuesto"

Iceta ha anunciado que presentará recurso de amparo al Tribunal Constitucional por el veto del Parlament: "El sectarismo se ha impuesto por encima de la ley y el sentido común". En rueda de prensa posterior a la sesión, Iceta ha asegurado que "las relaciones entre grupos se han enrarecido y pueden dificultar el inicio de la legislatura española al haberse roto las reglas de respeto institucional".

El "no" a Iceta es el primer gran revés para el presidente socialista, le obliga a retomar y reconsiderar posiciones y, probablemente, pone al primer secretario del PSC a las puertas de un ministerio en el futuro Ejecutivo, tras el tremendo desgaste que ha sufrido en la cámara catalana su rechazo en la votación.

El propio Iceta había asegurado que el varapalo a su designación no le restaría "ni un ápice de voluntad para encontrar soluciones acordadas a través del único camino, que es el diálogo, la negociación y el pacto", al conflicto entre Cataluña y el resto de España, informa Europa Press.

La portavoz del PSC en la cámara catalana, Eva Granados, había acusado previamente a ERC y JxCAT de "volar puentes" de diálogo por "tactismo electoral". "¿Qué gana Cataluña impidiendo que Iceta sea presidente del Senado? Sean valientes, coherentes y responsables", dijo Granados desde la tribuna de oradores antes de celebrarse la votación que ha perdido finalmente Iceta.

Ahora en Portada 

Comentarios