Jueves, 27.02.2020 - 19:26 h
Denuncia ante el Tribunal de Cuentas

Privatizar los hospitales de Madrid cuesta 3.000 millones más, según Más Madrid

La formación madrileña asegura que el 'modelo hipoteca' que impulsó Esperanza Aguirre está lleno de precios inflados e irregularidades

Los diputados de Más Madrid que han presentado la denuncia
Los diputados de Más Madrid que han presentado la denuncia / Más Madrid

El modelo de privatización para que los hospitales públicos madrileños estén gestionados por empresas dispara el coste previsto que hizo la Comunidad de Madrid. Así lo asegura Más Madrid, que ha presentado una denuncia ante el Tribunal de Cuentas por supuestos sobrecostes e irregularidades del 'modelo hipoteca' de varios grandes centros sanitarios de la región. Una fórmula que fue impulsada por la expresidenta Esperanza Aguirre entre 2004 y 2007. Y que, según la investigación del partido madrileño, va a suponer hasta 3.400 millones más de coste para las arcas públicas. Lo que incurriría en posibles delitos penales por una supuesta "administración desleal", "malversación" y "prevaricación".

Según los documentos que ha presentado ante el órgano fiscalizador, la apuesta de Aguirre, que continuaron sus sucesores Ignacio González y Cristina Cifuentes, las "siete versiones distintas" de los responsables del modelo dan como resultado que el contrato total con las compañías sanitarias va a costar entre 1.975 y 3.483 millones más de lo previsto. De hecho, solo con la construcción de los hospitales, las arcas públicas madrileñas tendrían que desembolsar entre 1.200 y 1.600 millones de euros más de lo que se pensaba. Unas cifras que corresponden al canon anual pagado a las concesionarias, que en principio solo contempla el pago de los servicios no sanitarios. Pero que, según la denuncia, sirve para "el pago oculto de la amortización de la construcción".

Ese canon que perciben las sociedades sanitarias que se encargan de estos hospitales, que fueron una de las grandes banderas de la gestión de Aguirre, es el que provocaría que los costes se hayan elevado tanto como señala Más Madrid. En concreto, los centros bajo sospecha son el Hospital Infanta Leonor de Vallecas, Hospital Infanta Sofía en San Sebastián de los Reyes, Hospital Infanta Cristina de Parla, Hospital del Tajo, Hospital del Sureste en Arganda, Hospital del Henares y Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda. Según el informe presentado al Tribunal de Cuentas, el canon ha crecido "un 47%" entre se empezó a pagar en 2007 y los últimos presupuestos madrileños de 2017. Algo que ha ocurrido "sin que ni la actividad ni los recursos sanitarios ofrecidos por estos hospitales se hayan visto modificados", explica la denuncia. 

Foco en la Jiménez Díaz

Gran parte de la denuncia de Más Madrid tiene que ver con el hospital de la Fundación Jiménez Díaz y con su conversación en una UTE (Unión Temporal de Empresas), que fue el pistoletazo de salida a que centros privadas prestaran servicios de la sanidad pública. Según la formación, los costes del hospital de esta empresa son tan altos que superan la partida específica que se le asigna a través de los Presupuestos madrileños. Lo que responde a cuestiones como un gasto disparado en algunas áreas en plena crisis económica cuando el resto de centros públicos tuvieron que hacer recortes para reducir lo que gastaban.

Esta situación relacionada con la Fundación Jiménez Díaz empezó con la quiebra de la compañía, lo que motivó que la Comunidad de Madrid firmara un convenio con la empresa. Según Más Madrid, "no existen indicios de que la deuda contraída por la FJD con la Seguridad Social se llegara a pagar nunca". Y de hecho, recuerdan que el propio órgano fiscalizador cifró en 722,3 millones las "deudas pendientes de pago", a las que hay que sumar "sobrecostes en la prestación de los servicios".

La denuncia recoge además que, mientras la Jiménez Díaz solo en 2015 facturó un 390% más en Cirugía Mayor Ambulatoria, un 42% más en primeras consultas y un 23% más en hospitalización, el resto de los hospitales públicos rebajaron sus gastos. En concreto, en el tramo que va de 2010 a 2014, el resto de centros tuvo un gasto un 10% menor cuando la FJD incrementó el suyo un 23%. "Se ha producido una reducción del gasto, infrapresupuestación y falta de inversión en los hospitales públicos mientras en paralelo se producía un incremento en la facturación y en el gasto de los hospitales de gestión privada como la FJD, lo que ha tenido como consecuencia una descapitalización de los hospitales públicos", asegura Más Madrid en su escrito.

El partido asegura que, ya que estos sobrecostes no se contemplaban en los acuerdos firmados por la Comunidad de Madrid y la sociedad, "han tenido que ser sacados de otras partidas presupuestarias diferentes". Algo en lo que también tiene que ver la libertad de elección de centro médico que instauró Aguirre durante sus gobiernos, que ha permitido a la sociedad captar a muchos más pacientes de los que le corresponderían. Esto supone "un incremento de su presupuesto de hasta un 140%, que se añaden a su ya consolidado sobrepresupuesto", explica el partido. 

Más Madrid, de esta manera, solicita que se haga una "revisión jurídica" de parte de los contratos que se firmaron con la Jiménez Díaz y el resto de hospitales que citan en su denuncia. A lo que suma la petición de que se depuren responsabilidades "contables y/o penales" de todos los que hayan participado en la "elaboración, ejecución y pago" de los contratos que mencionan. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING