Domingo, 20.01.2019 - 06:45 h
Para presentar su propio programa

Màxim Huerta vuelve a Mediaset y ficha por la productora del programa Sálvame 

Su breve paso por la política fue solo un parón en su carrera televisiva, que pronto se pondrá en funcionamiento de nuevo.

Màxim Huerta durante el anuncio de su dimisión
Màxim Huerta presentará su propio programa / EFE

Màxim Huerta vuelve a la televisión. Más concretamente, vuelve a Mediaset. Porque, tal y como ha podido saber este medio, el Ministro de Cultura y Deportes más breve de nuestra democracia va a regresar a la cadena italiana pero esta vez para presentar su propio programa.

En concreto, Màxim ha fichado por la productora 'La Fábrica de la Tele', la que está detrás de programas como 'Sálvame', 'Sálvame Deluxe' o 'Cazamariposas'. Con esta casa Huerta va a emprender su propio espacio, que se encajará en alguna de las cadenas de Mediaset, Cuatro o Telecinco. Así, el exministro vuelve a la que fue su casa durante 15 años.

Porque Huerta comenzó su andadura en la cadena pilotada por Paolo Vasile en el 2000 en los Informativos, donde se mantuvo presentando diferentes espacios hasta el año 2010, cuando dio un giro a su carrera al incorporarse a 'El Programa de Ana Rosa', donde era uno de los principales comentaristas de la crónica social. De allí salió en 2015 para dedicarse a la literatura por completo, aunque siguió colaborando con otros medios.

El resto de la historia, ya la conocemos. Porque cuando Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno tras la moción de censura a Mariano Rajoy, llamó a Màxim Huerta para que fuese su ministro de Cultura. Un nombramiento que generó mucha polémica por su perfil televisivo, algo que Sánchez y su Ejecutivo defendió con uñas y dientes.

Si bien el sueño le duró poco al valenciano, porque tan solo una semana después tuvo que dimitir del cargo al hacerse pública su condena en 2017 por defraudar a Hacienda más de 200.000 euros. Una dimisión que al periodista le costó asumir en un primer momento, pero que ahora ya está superada para empezar un nuevo camino. Aunque más bien sería retomar el anterior.

Cabe destacar que, aunque la normativa establece que los exministros deben esperar dos años para volver a trabajar en empresas privadas, Màxim consiguió la compatibilidad el pasado 30 de noviembre. Así, al igual que Dolores de Cospedal, vuelve seis meses después a la vida laboral, aunque en su caso tras un paso muy fugaz por la alta política.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios