Martes, 23.04.2019 - 16:54 h
Ha dirigido varias empresas

Miguel Bosé: el discreto patrimonio del 'Amante Bandido' que debe 1,8 millones

La sorpresa de la cuarta lista de Hacienda ha sido la deuda de casi dos millones de euros que el cantante mantiene con el Fisco.

Miguel Bosé publica una foto de sus cuatro hijos
Miguel Bosé se encuentra entre los famosos que deben más de un millón a Hacienda / CHANCE

Mientras Miguel Bosé pasa estos días en Roma junto a su madre en una espiritual visita que ha incluido conocer y estrechar las manos del Papa Francisco, Hacienda tenía ya ultimada la cuarta lista de morosos en la que, por primera vez, figuraba el nombre del cantante. Bosé se ha estrenado con una deuda de 1.869.000 euros al Fisco.

Que uno de nuestros cantantes más reconocidos hace tiempo arrastra problemas de liquidez, se visibilizó cuando acudió a las pujas internacionales para vender algunas de sus más preciadas obras como el 'Toro y Cóndor' de Oswaldo Guayasamin, varios cuadros de Warhol o cerámicas de Picasso, un viejo amigo de la familia.

El artista vive desde hace años en Panamá, el país en el que nació, pero mantiene sus empresas en España. Desde 1984, fecha en la que arrasó en los escenarios con 'Amante Bandido', centraliza sus ingresos por su actividad artística a través de la empresa Costaguana S.L., antes llamada Miguel Bosé S.A., que goza de muy buena salud financiera y sin nubarrones a la vista. Bosé es su accionista mayoritario aunque el administrador único es otra empresa del cantante llamada Tarisa BV, una sociedad holandesa dedicada a operaciones financieras varias y que cuenta con un activo de 3,69 millones de euros. 

Hacienda tuvo a esta empresa un tiempo bajo su radar, aunque parece que está libre de cualquier sospecha de irregularidad. Sin embargo, según algunas informaciones, la entidad holandesa es la titular de un ático de 70 metros cuadrados en el madrileño barrio de Chueca con una anotación de embargo a favor de Hacienda por 260.000 euros. Por su parte, Costaguana luce un potente activo de 8.537.222 euros y unas ventas estimadas de 10.000 euros en 2017.

Pero Miguel Bosé no se ha limitado a vender discos y actuar en la gran pantalla. Hubo un tiempo en el que vendía jamones. La primera vez que probó un jamón de la zona extremeña de Montanchez, la capital nacional del jabugo, fue en su infancia cuando Teodoro, el chófer de su padre, lo llevó a casa. Quizá aquel día ya empezó a fraguar la aventura. Como toda su familia, el cantante siente cierto apego por la zona. Lucía, una de sus hermanas, levantó Rocamador, un paradisíaco hotel rural en un monasterio restaurado que también acabó en quiebra.

El autor de 'Linda' empezó alquilando un espacio en un secadero de jamón en Barcarrota, entre las fincas de El Almendral y Los Nogales. Y el negocio fue cobrando forma. En plena sierra de Montanchez adquirió varias propiedades para criar cerdos que le permitieran comercializar el "mejor jamón del mundo" digno de los paladares más exquisitos, según dijo entonces. Después llegarían el aceite, el queso y, cómo no, el vino. A la empresa la llamó Monsalud y para darle más envergadura y proyección se alió con otros socios como el futbolista Manolo Sanchís y otros 42 accionistas minoritarios entre los que figuraba el torero Fran Rivera, con quien compartía afición ganadera.

En 2012 producía una media de 7.500 patas de jamón al año y hasta logró algún premio como el de la 'Espiga de Oro', un prestigioso certamen de jamones ibérico con denominación de origen. La crisis se llevó por delante el sueño extremeño y un proyecto que aspiraba a la excelencia. Las empresas empezaron a flaquear y presentaron concurso de acreedores en 2012 cuando exportaba a Francia, facturaba 2 millones de euros y tenía un activo de siete millones de euros. De aquel sueño queda una sociedad llamada la Finca de Monsalud S.L., en la que el cantante es administrador único y de la que pende como matriz Brumale S.L., en liquidación una vez que no superó el plan de viabilidad.

Miguel Bosé despide su gira española en el Stone & Music ante un abarrotado Teatro Romano de Mérida
Miguel Bosé se encuentra entre los famosos que deben más de un millón a Hacienda / EUROPA PRESS

De esta última Miguel fue presidente, socio y consejero delegado. En septiembre de 2017 un juzgado de Cáceres resolvió en un auto la adjudicación de la empresa en liquidación a la firma Valle de los Valfríos S.L. por 260.000 euros. El nuevo propietario de la parcela de 10.320 metros cuadrados es Francisco José Cordero Gamero, un empresario con parecidos negocios en las localidades extremeñas de Oliva y Zafra.

Sus inversiones en vino no le reportaron mejores resultados. También en 2012, cuando Bosé y Penélope Cruz grababan 'Decirnos adiós', finalizó la aventura de la bodegas Casalobos en Ciudad Real con una deuda de cinco millones de euros. La bodega se hizo famosa porque agrupaba en su accionariado a ex futbolistas como Sanchís, Butragueño, Aitor Karanka, Michel, el jugador de baloncesto Antonio Martín o al periodista César Lumbreras.

La mansión de Somosaguas

La joya de la corona de su patrimonio sigue siendo el que fue su hogar familiar. Entre las sinuosas y escondidas calles de Somosaguas, esa urbanización de discretos millonarios de toda la vida muy ajena a La Finca, se ha escondido siempre la mansión de Miguel Bosé. Un vetusto vestigio de la artística familia que luego se quedó Miguel, el único varón del matrimonio Dominguín-Bosé. En esta urbanización de lujo en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón se ubica su estudio, su espectacular librería de ejemplares ordenados en paredes, estanterías, muebles y suelo, su deslumbrante escalera blanca que une las dos plantas principales llenas de cristales que amplían aún más las estancias. Aquí vivía (y vuelve siempre) antes de trasladarse a Panamá. Aquí colgaron algunos de los cuadros que subastó.

La propiedad, que no se puede ver desde la calle, tiene una inmensa piscina y otras edificaciones independientes junto a la vivienda principal en las que ha alojado a amigos, invitados y al personal. Por el jardín que la rodea Bosé puede dar un paseo sin salir a la calle y sin ser visto. La mansión era uno de los mejores secretos guardados del cantante hasta que decidió exhibirla en Instagram hace apenas un mes. "Estoy en Madrid y esta es mi casa. No sé por qué nunca la enseñé", escribía en su red personal. Lo cierto es que no la publicitaba, pero tampoco impedía que se celebraran allí entrevistas y otros rodajes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios