Sábado, 15.12.2018 - 06:28 h
Modernización del complejo

Sánchez estrenará un 'gran hermano' en Moncloa que ha costado 435.000 euros

El presidente inaugurará en los próximos días el nuevo Centro de Mando de Seguridad, unas instalaciones claves para la custodia de la Presidencia.

Palacio de la Moncloa
Imagen del Palacio de la Moncloa / Presidencia del Gobienro

Moncloa ya tiene listo su nuevo Centro de Mando de Seguridad. El conocido como CEMAS es una instalación sensible para el complejo presidencial ya que desde esta sala de operaciones se controla toda la seguridad del recinto donde vive y trabaja el jefe del Ejecutivo, así como sus desplazamientos al exterior del mismo. El anterior Gobierno de Mariano Rajoy quiso modernizarlo y ahora será Pedro Sánchez quien inaugure la renovada zona de control desde donde se garantiza su seguridad.

El CEMAS se encuentra ubicado en el edificio de Seguridad de La Moncloa y, según explican fuentes de Presidencia, será una de las instalaciones más modernas del complejo. Hay quien internamente denomina el recinto como "la sala de la NASA", debido a que desde esas pantallas se va a poder monitorizar todo lo que ocurre en el centro de poder político más importante del país. Nada se va a escapar a los ojos de los profesionales que se encargarán de manejar este centro de control que se va a estrenar en cuestión de días.

El nuevo centro de seguridad de La Moncloa ha supuesto una inversión de más de 435.000 euros y ha sido una unión temporal de empresas formada por los servicios informáticos de El Corte Inglés y Siadde quien ha puesto en marcha todas las instalaciones. Estas compañías ya se encargan de ofrecer el servicio de vigilancia del aeropuerto de Madrid-Barajas, de forma que son firmas especializadas en estos sistemas que hacen las veces de 'gran hermano' de la seguridad.

El contrato fue licitado y adjudicado durante la etapa de Mariano Rajoy, de forma que el equipo de Pedro Sánchez lo único que va a hacer es inaugurar las instalaciones. El contrato definitivo sí que se formalizó apenas once días después de la exitosa moción de censura que llevó a los socialistas al Gobierno el pasado mes de junio.

Unos 700 funcionarios custodian el complejo de La Moncloa. Todos ellos son los responsables de garantizar durante las 24 horas del día la integridad del presidente del Gobierno, su familia y de la vicepresidenta. De esta forma, el nuevo centro de seguridad se antoja clave para su trabajo. Son policías nacionales, guardias civiles e incluso militares, considerados la 'élite' de la seguridad nacional, junto a los compañeros que trabajan en Zarzuela. En las últimas semanas han afrontado un relevo en la jefatura, con la llegada al complejo presidencial de la comisaria general María Marcos.

Antes de desembarcar en Presidencia, Marcos fue jefa de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Durante su carrera policial también pasó por las brigadas de Información en Pamplona y en Barcelona, y fue la primera directora del CICO (Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado). Su último destino fue en la comisaría de León. 

Desde el nuevo CEMAS también se va a poder controlar a todos los trabajadores y visitantes que acuden a diario al Palacio de la Moncloa. Tanto si son visitas públicas como si se trata de invitados privados, el centro de control tiene que monitorizar sus movimientos. Por último, desde este 'gran hermano' también se vigilará todo lo relacionado con la vivienda presidencial para que no exista ningún problema. Y, por supuesto, se visionará todo el perímetro para evitar sustos con intrusos como el que tuvo lugar este verano cuando un individuo fue sorprendido subido a la valla exterior.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios