Viernes, 06.12.2019 - 17:33 h
Movimiento autorizado por el Gobierno

Morenés ficha por una firma de Defensa que el Gobierno Rajoy salvó con su venta

El exministro ha sido nombrado presidente del consejo de Amper Ingenio. El Consejo de Ministros autorizó la compra de su filial de Defensa por Thales.

Morenés rechaza que haya "ningún combate" entre Aznar y Rajoy y dice que ambos tienen claro cuál es el interés de España
Morenés ficha por una empresa que el Gobierno Rajoy salvó aprobando su venta. / LI

Pedro Morenés Eulate se ha convertido en presidente del consejo de administración de Amper Ingenio, la filial del Grupo Amper dedicada a la investigación de redes de energía, según consta en la resolución de la Oficina de Conflictos de Intereses. Se da la circunstancia que esta firma necesitó la intervención del Gobierno de Mariano Rajoy en 2014 para cerrar una operación estratégica para España. Consistió en la venta de Amper Programas Electrónica y Comunicaciones, la sociedad dedicada al sector de la Defensa, al gigante francés Thales en 2014. Morenés fue quien llevó esa operación a la reunión del Consejo de Ministros, que dio el visto bueno a la misma.

"El Consejo de Ministros ha autorizado que la inversión extranjera realizada por Thales Europe SAS en Thales España GRP, SAU, en la que posee el 100 por 100 del capital social, pueda destinarse a la realización de actividades relacionas con la defensa nacional". Esta fue la referencia textual que aprobó el Consejo de Ministros presidido por Rajoy el 3 de octubre de 2014. La operación fue cifrada en 1,5 millones de euros y suponía que Thales adquiriera el 51% restante (ya poseía el 49%) de una firma en situación complicada. Así lo reflejaba el mismo acuerdo del Consejo de Ministros: "De esta forma, Thales Europe SAS, al hacerse con el control de Amper Programas de Electrónica y Comunicaciones S.A., garantiza la viabilidad de esta última".

Esta operación fue llevada directamente por el exministro Morenés, que necesitó un informe previo de la Junta de Inversiones Exteriores, para poder aprobarla en el Consejo de Ministros. Se trataba de una firma determinante para la defensa nacional. Amper, efectivamente, está especializada en sistemas electrónicos y de navegación. De hecho, es la propietaria del sistema Simatec (Sistema de Mando y Control del Ejército de Tierra) y el Gobierno obligó entonces a Thales a que el código fuente de este operativo se guardara en una caja fuerte a la que los expertos militares pudieran tener acceso sin problemas.

El entonces secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, calificó la venta de Amper Programas como un noticia positiva. "La industria de defensa no es una industria más; si no la tuviéramos, perderíamos la capacidad de ser operativamente independientes y, por tanto, un país soberano", dijo el número dos de Morenés en referencia a esta compañía que pasaba a manos francesas.

Ahora, cinco años después de esta operación, el exministro de Defensa desembarca en otra filial del Grupo Amper. Fue el pasado 27 de septiembre cuando la Oficina de Conflictos de Intereses dio el visto bueno al fichaje de Morenés por esta compañía. El que también fuera embajador en Estados Unidos ha tenido que razonar ante el organismo dependiente del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, que actualmente dirige en funciones Luis Planas, que su función en la firma es incompatible con el desarrollo de su labor en la misión diplomática en Washington. Su incompatibilidad como ministro de Defensa ya expiró al haberse cumplido ya más de dos años desde su cese.

El Grupo Amper es uno de los principales contratistas del sector de la Defensa. El último acuerdo comercial llegó en octubre, cuando Navantia adjudico al fabricante industrial Nervión, del grupo Amper, un contrato para la construcción de piezas de torres eólicas marinas que se instalarán en el parque Moray East, en Escocia. El contrato asciende a 23 millones.

El Grupo Amper presentó sus resultados trimestrales esta misma semana y, según comunicó a la CNMV, obtuvo un beneficio neto de 18,1 millones de euros de enero a septiembre, el 124% más que los 8,1 millones del mismo período del año anterior. El ebitda de la compañía ha aumentado un 80%, al pasar de 10,8 millones en los tres primeros trimestres de 2018 a 19,6 millones este año. La facturación consolidada superó en el período los 132,8 millones de euros, el 31 % más interanual, según informa Efe.

Más nombramientos de exmandos de Defensa

El de Pedro Morenés, que ya había recibido hace un año autorización para convertirse en asesor por cuenta propia, no ha sido el único fichaje autorizado por el Gobierno en las últimas semanas. El pasado 16 de octubre, la Oficina de Conflicto de Intereses dio el 'ok' a la incorporación de José Luis Urcelay, que fue segundo jefe del Estado Mayor de la Armada, a Abengoa. Ofrecerá "servicios de consultoría y asesoramiento".

Asimismo, José Carrasco, que fue jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, ha sido contratado como asesor estratégico de Everis Aeroespacial.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING