Martes, 19.02.2019 - 20:56 h
Tras finalizar el entubado

Los mineros llegan al pozo para empezar a cavar y llegar hasta la galería de Julen

Ya se encuentran en la zona de trabajo, a la espera de que se termine la plataforma de seguridad sobre la boca del túnel por donde van a entrar.  

Los mineros llegan al pozo para empezar a cavar y llegar hasta la galería de Julen.
Los mineros llegan al pozo para empezar a cavar y llegar hasta la galería de Julen. / EFE

La Brigada de Salvamento Minero asturiana se encuentra ya en la zona de trabajo de Totalán (Málaga), donde han sido trasladados por la Guardia Civil, para rescatar a Julen, el niño de dos años que cayo a un pozo estrecho y profundo el pasado 13 de enero. El proceso de entubado de los 60 metros de la galería vertical paralela al pozo donde cayó Julen ha concluido, según han informado a Efe fuentes de la Subdelegación de Gobierno, y se trabaja para crear una plataforma de seguridad de 12 metros sobre la boca del túnel desde la que bajarán los mineros.

Una vez se realice la plataforma, será el turno de los miembros de la Brigada de Salvamento Minera, quienes tendrán que cavar manualmente una galería horizontal de cuatro metros que conecte con el pozo, en la zona donde se cree que está Julen.

Los mineros bajarán por el túnel en una jaula creada para esta ocasión y trabajarán en la galería en condiciones extremas por la falta de espacio, luz y oxígeno, con herramientas manuales y la posibilidad de tener que hacer microvoladuras, según la dureza del material que vayan encontrando. Tendrá contacto telefónico con el operativo.

En concreto, los mineros comenzarán a cavar unos cuatro metros en horizontal pero con una inclinación, a 72 de profundidad, para llegar hasta el pozo donde se encuentra el niño. Esta labor tiene un tiempo estimado de unas 24 horas, pero dependerá de las condiciones que encuentren. El equipo de ocho mineros bajará de dos en dos en la cápsula diseñada por el director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Julián Moreno; y fabricada por dos herreros malagueños

Este pasado martes, el exjefe de la brigada Santiago Suárez explicó que el equipo de ocho efectivos tendrán que trabajar, en turnos, de rodillas o tumbados. Bajarán en la cápsula fabricada para este rescate y a distancia del suelo "con el fin de dejarlo como caldera para que se lleve el escombro que van produciendo". A medida que avancen, irán sosteniendo el techo y los laterales mediante un sistema de posteo típico de la minería de carbón.

Los ocho miembros de la Brigada Central de Salvamento Minero de Hunosa, con más de cien años de experiencia, llegaron a Málaga el 15 de enero a bordo de un avión militar facilitado por el Ministerio de Defensa y está previsto que en las próximas horas puedan actuar. La Brigada Central de Salvamento Minero, que tiene su sede en Langreo, está especializada en rescates complicados, en condiciones de baja visibilidad, así como en apuntalamientos en hundimientos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios