Once acusados niegan haber cometido actos de violencia callejera en Vizcaya

Los once acusados de integrar un grupo que perpetró actos de violencia callejera en la comarca Uribe-Costa (Vizcaya), entre 2004 y 2007, han negado hoy su pertenencia a ETA o a cualquier organización de la izquierda abertzale, así como su participación en los hechos que se les imputan.

Madrid, 19 sep.- Los once acusados de integrar un grupo que perpetró actos de violencia callejera en la comarca Uribe-Costa (Vizcaya), entre 2004 y 2007, han negado hoy su pertenencia a ETA o a cualquier organización de la izquierda abertzale, así como su participación en los hechos que se les imputan.

En la primera sesión del juicio, que ha comenzado hoy en la Audiencia Nacional, los acusados, entre los que figura Jon Rosales -conocido por fotografiarse con una camiseta de la selección española- y Zigor Goikoetxea -hermano del líder del "comando Vizcaya" Arkaitz Goikoetxea y condenado anteriormente por amenazas a una concejal del PP-, no han contestado a las preguntas del fiscal, que pide penas de entre 7 años y 13 años y once meses de cárcel.

Al contestar a su abogados defensores, los imputados han negado cualquier vínculo con ETA y organizaciones de la izquierda abertzale, rechazando así la principal acusación contra ellos, la de pertenencia a organización terrorista.

Los letrados les han preguntado concretamente por panfletos y pegatinas de organizaciones vinculadas a ETA y ya ilegalizadas que fueron hallados en algunos de los registros domiciliarios, a lo que estos han respondido que se limitaban a cogerlos y guardarlos sin ninguna intención.

Entre el público asistente a esta sesión se encontraban tres imputados absueltos por el "caso Bateragune", ya que el juicio ha coincidido con la notificación de la sentencia por el intento de reconstruir Batasuna y que ha llevado hoy al dirigente del sindicato LAB Rafael Díez Usabiaga a ingresar en prisión.

En este juicio, la Fiscalía pide las mayores penas para los acusados Mikel de Gregorio (13 años y 11 meses de cárcel), Josu Rodríguez (13 años y 11 meses) y Aner Mimenza (9 años), quien ya fue juzgado por la Audiencia Nacional, y posteriormente absuelto, por insultar a la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, durante una visita de ésta a la cárcel de Soto del Real.

Para Rosales, cuya foto colgada en su perfil de facebook con la camiseta de la selección se dio a conocer a raíz de su detención en Portbou (Girona) en febrero de 2010, el fiscal solicita 7 años de cárcel y una multa de 12.000 euros, mientras que para Goikoetxea reclama otros siete años.

Entre los actos que se imputa a este grupo destaca el ataque el 3 de octubre de 2007 a la casa del concejal del PSOE Joseba Marcaida en Berango -en un momento en el que éste y su familia no estaban en el interior-, aunque resultó frustrado por la aparición de una patrulla de la Ertzaintza.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING