Miércoles, 08.04.2020 - 18:18 h
Un empate roto por un voto de calidad

Almeida saca adelante los Presupuestos de Madrid a pesar de la abstención de Vox

La ausencia de Inés Sabanés, que no ha sido sustituida por su marcha al Congreso, provocó un empate a 26 entre PP-Cs y Más Madrid-PSOE

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, junto a los delegados Borja Caravante e Inmaculada Sanz
Almeida saca adelante los Presupuestos de Madrid a pesar de la abstención de Vox / EFE

José Luis Martínez-Almeida logra su primer gran éxito. El Ayuntamiento de Madrid tendrá Presupuestos en el año 2020 a pesar de la abstención de Vox, que exigió hasta última hora acabar con "chiringuitos" como el que considera tiene la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). Una aprobación que ha estado marcada por el empate a 26 concejales de Más Madrid-PSOE y PP-Ciudadanos, debido a la ausencia de Inés Sabanés por su marcha al Congreso de los Diputados. La ya exconcejala aún no ha sido sustituida, por lo que el bloque de izquierdas ha perdido su oportunidad de tumbar las cuentas al perder un voto. Pero ese empate ha quedado disuelto gracias al voto de calidad del presidente del Pleno, Borja Fanjul. Algo de lo que se dieron cuenta ambas fuerzas de izquierda en sus segundas intervenciones, y que ha provocado que se ausentaran de la votación. 

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ya anunció antes del Pleno extraordinario que no iba a apoyar los presupuestos municipales después de que el viernes no fuera posible un acuerdo con el grupo municipal de Vox, cuyos cuatro votos son necesarios para sacar el presupuesto y las ordenanzas fiscales adelante. Vox entregó al alcalde de Madrid su "propuesta definitiva" de presupuestos tras un fin de semana de negociaciones, a lo que PP ofreció una contrapropuesta. En su intervención ante la prensa antes de entrar al hemiciclo, el portavoz de Vox ha cargado contra una estructura heredada de "financiación de chiringuitos" señalando directamente al PP y, en concreto, a los gobiernos de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella.

Según señalaron fuentes de Vox, Ortega Smith ha remitido al alcalde hasta cuatro propuestas distintas en estas semanas previas. La última fue enviada este mismo domingo por la noche, y las negociaciones continuaron hasta bien pasada la medianoche. La prioridad de la formación de extrema derecha era acabar con esas "subvenciones a chiringuitos" y con la "falsa participación ciudadana", exigiendo así el recorte a la partida destinada a los Presupuestos Participativos en 7 millones y la supresión de la misma en 2021. También proponían dejar en el IBI en menos de un 0,5% hasta llegar al 0,4% en 2023. 

Volviendo a la FRAVM, Vox ha destacado que esta federación recibió 7 millones de euros durante el mandato de Manuela Carmena mientras que en la propuesta recibida perciben más de 2 millones en subvenciones. "Junto a otros chiringuitos que duplican las funciones públicas, de carácter ideológico o que presentan irregularidades, la suma total se va a más de 5 millones de euros, suma que proponemos que se dedique a ayuda social para familias en riesgo de exclusión", ha indicado el portavoz de Vox.

Pero, la formación sí ha "valorado" la bajada impositiva, de ahí que haya "voluntad de apoyar las ordenanzas fiscales". "Vox ha hecho lo imposible", ha asegurado Ortega Smith, que ha puesto a Vox de ejemplo de mano tendida. En este punto proponen una mayor rebaja del IBI respecto a la "insuficiente" rebaja presentada del 0,483% "gracias a los más de 52 millones que el Ayuntamiento mantiene comprometido con la falsa participación ciudadana, esa misma que durante el mandato de la izquierda radical, este equipo de Gobierno denominaba 'Foro Local, fraude total' o 'farsa participativa'".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING