Miércoles, 13.11.2019 - 19:40 h
Según informa el Gobierno

El pesquero español puede dirigirse a un puerto libio a recibir avituallamiento

El capitán del barco ha recibido un correo de Salvamento Marítimo de Libia solicitándoles que se dirijan al puerto de Al Khums.

Inmigrantes llegados al puerto de Málaga
El rescate de inmigrantes en alta mar sigue siendo una lacra en Europa.  / Ep

El pesquero español 'Nuestra Señora de Loreto', que hace una semana rescató a 12 personas en aguas cercanas a Libia y que ahora se encuentra a la deriva sin un puerto para desembarcar, puede acudir a puerto libio a recibir avituallamiento, según ha informado el Gobierno español.

En un comunicado, la vicepresidenta del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, ha expresado la preocupación del Ejecutivo por la situación en la que se encuentran tanto la tripulación del barco como los migrantes del pesquero español, debido "a la falta de combustible y avituallamiento a bordo".

En este sentido, ha informado de que el capitán del pesquero Nuestra Señora de Loreto, ha recibido un correo de Salvamento Marítimo de Libia solicitándoles que se dirijan al puerto de Al Khums, debido a que "el mal tiempo impide que las patrulleras se puedan dirigir al punto en el que se encuentra el pesquero y proporcionarles los suministros que necesitan". El Gobierno ha recalcado que, tal y como establece la normativa de salvamento internacional, y dadas las condiciones meteorológicas, "el pesquero debe dirigirse al puerto más próximo", en este caso, el puerto libio.

Asimismo, las autoridades españolas solicitan la colaboración de los países ribereños en el caso de que se considere que Libia no cumple las condiciones para ser un puerto seguro. En ese sentido, el Gobierno ha asegurado que sigue realizando gestiones ante los Gobiernos de Italia y Malta que permita disponer de una solución alternativa cuanto antes.

ACNUR pide que no los devuelvan a Libia

La Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) ha subrayado que los inmigrantes rescatados por el pesquero de Santa Pola no pueden ser retornados a Libia porque no se trata de un puerto seguro y hay un riesgo real de violaciones de derechos humanos. "No puede retornarse a una persona a una situación en la que su vida o su libertad puedan estar en serio peligro. Esa sería la circunstancia en el caso de que estas personas fuesen retornadas a Libia. No es un puerto seguro, (...) hay un riesgo real de violaciones de derechos humanos", ha denunciado la portavoz de Acnur en España, María Jesús Vega. "Devolver a Libia no es una opción, tiene más de 200.000 personas desplazadas, hay milicias armadas por doquier, no hay ninguna protección y todos conocemos los testimonios escalofriantes de las personas que salen huyendo de allí", ha destacado.

Por su parte, Save the Children y Médicos Sin Fronteras han pedido al Gobierno que no permita el desembarco en Libia del pesquero español de Santa Pola (Alicante) que rescató, la semana pasada en el Mediterráneo, a doce inmigrantes porque consideran que "no es un puerto seguro". Según han advertido las organizaciones en sendos comunicados, si el pesquero Nuestra Señora de Loreto desembarca en Libia, los inmigrantes estarían "altamente" expuestos a violencia y abusos y han señalado que, ante estos casos, siempre debe prevalecer el derecho internacional para garantizar la seguridad de los rescatados.

Open Arms acudirá a prestar ayuda

El buque 'Open Arms', que opera la ONG Pro Activa Open Arms, ha partido del puerto tunecino de Zarzis al encuentro del pesquero para ofrecer asistencia médica a los doce migrantes que el barco español rescató de aguas libias hace una semana. Así lo han confirmado a Europa Press fuentes de la organización. Según las mismas fuentes, hay muchos síntomas de agotamiento y debilidad y desmayo. Pro Activa Open Arms asegura que estarán con la tripulación de 'Nuestra Madre Loreto' y los migrantes rescatados en caso de que fuera necesaria una evacuación médica.

Pascual Durá, el capitán del pesquero Nuestra Madre Loreto, el barco que rescató a 12 migrantes en aguas de Libia hace una semana, ha lamentado la falta de respuesta por parte de las autoridades españolas y ha expresado su preocupación por la comida y el combustible que tienen a bordo. "Nos han dejado tirados, aquí no llama nadie salvo alguna autoridad local y periodistas ", ha explicado Durá en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press. El capitán ha explicado que siguen faenando en aguas de Libia a la espera de alguna solución porque es consciente de que nadie les compensará las pérdidas ocasionadas por la situación en la que se encuentra.

Ahora en Portada 

Comentarios