Miércoles, 20.11.2019 - 22:51 h

Sale de prisión la penúltima encarcelada por los ERE

La juez de los ERE, Mercedes Alaya, ha dejado en libertad a la directiva de Vitalia María Vaqué, que permanecía encarcelada desde marzo de 2013, tras lo cual sólo queda en prisión por este caso su compañero de la misma empresa Eduardo Pascual.

Sevilla, 10 mar.- La juez de los ERE, Mercedes Alaya, ha dejado en libertad a la directiva de Vitalia María Vaqué, que permanecía encarcelada desde marzo de 2013, tras lo cual sólo queda en prisión por este caso su compañero de la misma empresa Eduardo Pascual.

Fuentes del caso han informado a Efe de que Vaqué pago la semana pasada en metálico los 50.000 euros en que había quedado fijada su fianza y el viernes abandonó la prisión de Barcelona, donde permanecía encarcelada como centro más próximo a su domicilio.

Pascual y Vaqué estaban en prisión desde marzo de 2013 acusados de las presuntas sobrecomisiones que cobraban a la Junta de Andalucía las mediadoras.

Por el caso de los ERE han llegado a estar en prisión durante varios meses una decena de personas, entre ellas el exconsejero de Empleo Antonio Fernández, el ex director general de Trabajo Francisco Javier Guerrero, el dueño de la aseguradora UNITER José González Mata o el "conseguidor" y exsindicalista Juan Lanzas.

En febrero pasado, la juez Alaya rebajó de 150.000 a 50.000 euros la fianza a estos dos directivos de Vitalia dado el tiempo transcurrido desde que ingresaron en prisión y que de ello podía deducirse que la última cantidad fijada "resultaba inasequible" para ellos.

Ambos fueron encarcelados sin fianza en marzo de 2013, la Audiencia provincial fijó una fianza de 600.000 euros y posteriormente esa cantidad fue rebajada por el propio juzgado en cuatro ocasiones hasta quedar establecida en 150.000 euros.

Con objeto de cumplir la exigencia de proporcionalidad y evitar las "fianzas inasequibles que hagan ilusoria la posibilidad del imputado de gozar de libertad provisional", Alaya acordó fijar para ambos directivos una fianza de 50.000 euros.

Vaqué estaba presa en Barcelona y Pascual en Sevilla, pero su abogado pidió que fuese trasladado a una prisión de Cataluña para "facilitar material y económicamente las visitas de sus familiares", pues no quedan en Sevilla diligencias que practicar en las que sea necesaria su presencia y el imputado no conoce aún a su cuarto nieto.

A esta última petición, Alaya le respondió que el traslado no es su competencia sino de la dirección general de Instituciones Penitenciarias.

Pascual no ha depositado ninguna fianza pero las citadas fuentes han recordado que permanece encarcelado por el caso de los ERE y por la presunta estafa de Eurobank que instruye la Audiencia Nacional, sumario por el que necesitaría depositar otros 100.000 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING