Sábado, 20.10.2018 - 02:46 h
Ante la demanda civil de Puigdemont a Llarena

Sánchez sostiene que defender el sistema judicial español es una cuestión de Estado

El presidente del Gobierno intenta zanjar así la polémica surgida cuando afirmó que no podía defender al magistrado por actos privados.

Pedro Sánchez, durante su visita a Chile.
Pedro Sánchez, durante su visita a Chile. / EFE

La demanda civil interpuesta en Bélgica por el expresident Carles Puigdemont contra el juez instructor del 'procés', Pablo Llarena, "no es una cuestión privada, sino de Estado", ha sostenido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que asegura que el Ejecutivo tuvo claro esto desde el primer minuto. Así ha intentado Sánchez zanjar la polémica abierta por el cambio de discurso por parte del Gobierno en torno a este asunto. La semana pasada, el Ejecutivo diferenciaba de forma expresa entre la defensa de la jurisdicción española y la personal del juez, a quien decía no podía representar por actos privados.

Se refería con ello el Ministerio de Justicia a un aspecto de la demanda de Puigdemont que alude a la falta de imparcialidad del juez Llarena por unas manifestaciones que realizó en un acto público en Oviedo el pasado febrero, donde al ser preguntado por la causa que instruye negó que pudiera hablarse de la existencia de "presos políticos". Esta distinción desapareció en el comunicado oficial remitido este domingo por Moncloa, tras las críticas de jueces y fiscales por lo que consideraban dejar desamparado a Llarena. La nota subrayaba que el Gobierno defendería el sistema judicial español y al magistrado Llarena.

Preguntado en la rueda de prensa conjunta con el presidente chileno, Sebastián Piñera, si el Gobierno estaba rectificando, Sánchez respondió: "El Gobierno escucha y lo que ha hecho ha sido atender desde el primer momento los requerimientos del Consejo General del Poder Judicial", el órgano de gobierno de los jueces.  "En función de cómo se iban produciendo esos requerimientos, el Ejecutivo los ha ido atendiendo siempre de manera positiva". "No es una cuestión de defender a un juez u otro con nombre y apellidos, sino que es una cuestión de que el Estado tiene que defender su soberanía jurisdiccional cuando ésta se ve puesta en cuestión", ha zanjado.

Dos consejos de Ministros fuera de Moncloa

Por otra parte, Sánchez ha anunciado que antes de que acabe el año convocará dos reuniones del Consejo de Ministros fuera de Madrid, una de ellas en Barcelona y otra en Andalucía. Sánchez ha hecho este anuncio en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Santiago de Chile junto al presidente chileno, Sebastián Piñera, tras la reunión que ambos han mantenido en el Palacio de la Moneda.

La intención de convocar esas dos reuniones las ha expresado como muestra del interés del Gobierno por evidenciar su deseo de hacer frente a los problemas de los ciudadanos, entre ellos el de la situación que vive Cataluña.

Ahora en Portada 

Comentarios