Se incrementa en esta época

Cómo puedes evitar la caída del pelo en primavera a través de métodos naturales

Con el cambio de estación es habitual que notemos que se nos cae más el cabello, pero hay formas de frenar el proceso.

caída pelo
En primavera la caída de pelo se incrementa alrededor de un 15% / EFE

No todo lo que trae la primavera es agradable. Al menos para el organismo. Porque a las típicas alergias que nos pueden dejar fuera de juego se unen ciertos problemas cutáneos e incluso en el cabello. En estos meses es habitual que la caída natural del cabello se incremente, al igual que sucede en otoño, algo que puede suponer un problema para muchas personas, sobre todo si no tienen una abundante cabellera o ya han empezado a perder pelo por la edad.

Hay que aclarar que esta pérdida es totalmente normal y se debe simplemente al cambio de estación. En unas semanas ese efecto se habrá pasado, una vez que el organismo se haya adaptado a la primavera. Si bien conviene saber que el pelo es susceptible de caerse durante todo el año, ya que entre un 12% y un 15% del total del cuero cabelludo está en constante renovación

Pero las personas que ya habitualmente pierden más pelo que el resto pueden sufrir verdaderos estragos en primavera, lo que hace que cunda el pánico que ya de por sí da que se caiga el cabello. En esta tesitura, ¿qué se puede hacer? ¿Se puede evitar o frenar este proceso? La respuesta es sí, y además de forma natural.

En primer lugar, se puede recurrir a tratamientos capilares que frenan la caída del cabello. Es recomendable consultar en la farmacia sobre qué champú anticaida es más conveniente en función del tipo de pelo que se tenga y empezar un tratamiento con él que dure varias semanas. Igualmente, se puede reforzar su acción con ampollas e incluso pastillas naturales. Pero siempre de venta en farmacias y centros especializados, ya que hay muchos tratamientos de este tipo que circulan por Internet con los que conviene tener cuidado.

Además de ello, hay que tratar al pelo lo mejor posible en esta época, poniendo especial cuidado al desenredarlo, secarlo y peinarlo. Es aquí donde más pelo se cae, sobre todo si lo tratamos de forma brusca. Para secarlo, es mejor pasar suavemente la toalla y no frotarlo, así como evitar el secador y las planchas en la medida de lo posible. Al peinarlo, hay que quitar los nudos poco a poco y no tirar muy fuerte, pues así se rompe.

También es recomendable hacerse todas las noches un masaje en la cabeza. Así, se favorece la circulación del cuero cabelludo para que la sangre reparta bien todos los nutrientes por el cabello y pueda crecer sano y más fuerte. El masaje debe hacerse con la yema de los dedos y de forma circular por toda la cabeza.

La alimentación, clave

Pero, además, hay otro aspecto que puede ser fundamental para evitar que se caiga el pelo o que lo haga de forma abundante. Y es la alimentación. Porque comiendo de forma saludable e incrementando la ingesta de ciertos alimentos se puede tener una melena más fuerte y saludable.

Por ejemplo, comiendo pescado azul, yema de huevo, arroz integral, guisantes o fresas estamos tomando biotina, que es la vitamina B7 o H y es la más recomendada para fortalecer pelo y uñas-. Otra vitamina fundamental para el cabello es la A, que mantiene los folículos lubricados, evitando que se caiga el pelo. Esta la encontramos en verduras de hoja como las espinacas y las acelgas

Los frutos secos, cerales integrales y legumbres contienen vitamina B, que mantiene la salud del pelo. Y, por supuesto, el hierro. Es habitual, de hecho, que cuando estamos bajos de este mineral se nos caiga el pelo, por ello también conviene consultar al médico si la caída se debe a esto, porque puede que necesitemos tomarlo en pastillas. Si no es así, también es aconsejable tomar alimentos que lo contengan, como la carne roja y las legumbres

En cualquier caso, también tenemos que tener en cuenta que puede deberse a factores hereditarios, algo mucho más complejo. En este caso, estas técnicas pueden ayudar menos que en otros casos, ya que la pérdida de pelo es inevitable. No obstante, se puede consultar con un especialista por si existe algún tratamiento más agresivo para evitar la pérdida de pelo. O al menos, retrasarla.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING