Salud y dietas

Comer pasta tres veces por semana no te hace ganar peso (y sí ayuda a perderlo)

Comer espaguetis o macarrones de forma recurrente es bueno para la salud, según una investigación del St. Michael's Hospital de Canadá.

Fotografía de un plato de pasta con carne.
Un plato de pasta con carne. / Pixabay.

Carbohidratos básicos como la pasta han sido relacionados con la obesidad. En la mayoría de las dietas saludables para perder los kilos de más, la ingesta de pasta está limitada y en muchas ocasiones solo se permite el consumo de pasta integral. ¿Pero es cierto su efecto en la ganancia de peso?

Un estudio elaborado por los investigadores canadienses del St. Michael's Hospital y publicado en BMJ Journals viene a echar por tierra los prejuicios que relacionan pasta y obesidad.

En él se analizaron las consecuencias en 2.488 participantes de comer pasta tres veces por semana en lugar de otros carbohidratos, mientras se mantenía una dieta de Índice Glucémico bajo, es decir, una dieta que califica los alimentos con hidratos de carbono en función del aumento que provocan en los niveles de azúcar en sangre. 

El valor máximo es 100, y los alimentos se clasifican en tres escalones: Índice Glucémico bajo con 55 o menos; Índice Glucémico medio entre 56 y 69; Índice Glucémico alto, más de 70.

La pasta se encuentra entre los alimentos con un Índice Glucémico bajo, ya que causa un menor aumento de los niveles de azúcar en sangre que otros alimentos como el pan blanco o el arroz.  

Las personas que formaron parte del estudio comieron de media 3,3 platos de pasta a la semana y no solo no ganaron peso, sino que perdieron 0,5 kilogramos.

"El estudio evidenció que la ingesta de pasta no contribuye al aumento de peso o al incremento de la grasa corporal", explica el director de la investigación el Dr. John Sievenpiper. "De hecho, el análisis puso de manifiesto una pequeña pérdida de peso. Así que, al contrario de las preocupaciones, la pasta puede formar parte de una dieta saludable", añade.

"La pasta en un contexto de dieta de Índice Glucémico bajo no contribuye a la adiposidad e incluso reduce el peso comparado con otros patrones de dieta de Índice Glucémico alto", concluye la investigación. La ciencia se pone del lado de la pasta.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios